"Buscar la belleza, es la única protesta que merece la pena en este asqueroso mundo..."


viernes, 5 de mayo de 2017

El Avión zapador (Riparia riparia) en la garganta de Santa María

Avión zapador en vuelo en la garganta de Santa María en Candeleda


El avión zapador, Riparia riparia (Linnaeus, 1758) es un ave migratoria de la familia de las golondrinas (familia Hirundinidae). Es el menor de los aviones  y viene a criar desde el África subsahariana hasta nuestras tierras.

Avión zapador en vuelo en la garganta de Santa María en Candeleda


Es de color pardo en la parte superior y blanquecina la inferior con una banda ancha transversal de color pardo en el pecho.

La vida en la colonia de Avión zapador en la garganta de Santamaría
Una escena de la vida en la colonia de Avión zapador en la garganta de Santamaría

En Candeleda (Ávila), cría en taludes en la garganta de Santa María en la desembocadura al río Tiétar en una zona muy expuesta a la influencia del hombre y a pesar de ello regresa todos los años aunque cada vez en menor número según observaciones personales.

La colonia de Avión zapador en la garganta de Santamaría


Los taludes son el resultado de la garganta, donde excavan sus nidos haciendo agujeros en el terreno de manera similar a como hacen Abejarucos y Martín pescador.

Avión zapador en vuelo con comida en el pico

Avión zapador en vuelo con una pluma para forrar la cámara del nido
Avión zapador con una pluma de otra ave para forrar la cámara del nido


El túnel construido puede tener entre medio y un metro de profundidad, acabando en una cámara tapizada de restos de hierba y plumas. La entrada puede ser ovalada a algo irregular pero de unos 5 cm de diámetro.

A lo largo de la temporada suele hacer dos puestas (una en primavera y otra en verano) de entre 4 a 5 huevos. Ambos progenitores se encargan de incubar los huevos.

El Avión zapador se enfrenta a importantes amenazas a su supervivencia, por una parte el intensivo uso de plaguicidas, los cada vez más escasos lugares de anidamiento por la canalización de ríos y destrucción de sus riberas, la estracción de áridos en graveras en las que anidan y la molestias directas de personas en las colonias. 

En el caso particular de esta colonia, el uso compartido del territorio con el hombre provoca que al existir agua justo debajo de la colonia, se utilice como zona de baño tardes enteras impidiendo la asistencia de los padres a las crías en el nido e incluso desde la zona superior del talud se utilice a modo de plataforma para tirarse al agua.

No es tan complicado compartir el territorio, simplemente con que los bañistas se alejen unos metros de la colonia y permitan que los padres entren y salgan de los nidos o que nadie se utilice la zona superior de los taludes a modo de trampolín y con la reducción del tiempo de baño en la zona, bastaría para que la colina salga adelante, de lo contrario perderemos a estos escasos visitantes y un valor añadido a la riqueza faunistica de la zona y de interés por numerosos amanates de la naturaleza.

Así pues por favor, intenta respetar esta zona y a estos ilustres visitantes estivales y ten en cuenta que es una especie protegida y que la destrucción de sus nidos constituye una infracción grave.

 Estatus de protección:

 Está protegida por la Directiva Europea de Aves y está incluida en el  Real Decreto 139/2011, de 4 de febrero, para el desarrollo del Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial y del Catálogo Español de Especies Amenazadas.

la legislación ambiental nacional también protege a las crías y los huevos, y prohíbe expresamente “la destrucción o deterioro de sus nidos” o “La destrucción del hábitat” (Ley 42/2007), de manera que si se si destruyen los nidos se estarían infringido varias leyes, y se estaría cometiendo una infracción “grave”, sancionable con multas de 5.001 a 200.000 euros.

Enlaces de interés:

Legislación:


4 comentarios:

  1. No sabía que construían sus nidos como los abejarucos.Me gusta ver estas aves con sus raudos e incesantes vuelos, para atrapar el mayor número de insectos posible. Por aquí tenemos en buen número al común.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Pini, creo que este es el único avión que anida en agujeros, pues el avión roquero hace un nido plano como las golondrinas y el común un nido cerrado con una entrada circular.

      Saludos.

      Eliminar
  2. Muy buenas fotos Carlos. En el Sella, en Arriondas, me ha sorprendido ver que crian en tuberías plásticos insertados en un talud de hormigón. Supongo que si llueve mucho pueden estar inundados pero los años que les he visto yo han tenido suerte, sacando prole de sus tuneles "ready made".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estos pobres siempre al límite. Eligen este típo de hábitats donde estan a salvo de predadores pero es el mismo hábitat el que es inestable y en ocasiones se pierde la colonia por crecidas derrumbes y demás.

      Me alegro te gusten las fotos.

      Un abrazo.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...