"Buscar la belleza, es la única protesta que merece la pena en este asqueroso mundo..."


jueves, 3 de diciembre de 2015

A la altura de los ojos de una grulla

Amanece, y espero sentado entre los juncos a que las grullas se despierten y comiencen a moverse.

El frío ha hecho que se una capa de escarcha se haya depositado sobre las redes de camuflaje que me cubren. Ahora ya formo parte del paisaje.

Grulla de cerca a primera hora de la mañana en el río Tietar
Una grulla joven. Probablemente de un año, mira con curiosidad al objetivo que la enfoca. 

 Ya son las 8 de la mañana y las Grullas se mueven, aterrizan cerca y comienzan con su desayuno.

Primer plano de grullas en el río Tiétar
Primer plano de un adulto y un individuo joven (no de este año).
Sentado y dispuesto a la misma altura de una grulla, contemplo sus movimientos cómo picotean el suelo buscando de manera exquisita pequeños brotes de plantas.

Se miran unas a otras tienen sus pequeños conflictos (¡Quítate de mi camino, no estés en medio...!), buscan a otras grullas en el horizonte y también simplemente cantan al unísono celebrando que están juntas y vivas.

Primer plano de Grullas cantando al unísono
Las Grullas cantan al unísono. Esto refuerza los lazos del grupo.

Detalle de la cabeza de una Grulla cantando
Detalle de la imagen anterior.
Tan cerca, a penas una laxa red de unos milímetros de espesor me separa de las grullas que pasan.

Durante unas horas no muevo un músculo, soy parte de los juncos. Solo se mueve el objetivo siguiendo el movimiento de las grullas pero muy despacito, como el movimiento de la rama de un árbol.

Grullas cantando al unísono

Este es el mundo a la altura de los ojos de una grulla.

Espero os haya gustado.




martes, 24 de noviembre de 2015

El reclamo de las Grullas

Otro año más las grullas han regresado ala península desde el norte de Europa.

Cada vez se las conoce más por aquí y crean gran expectación, aunque no siempre se respetan y cuidan sus lugares de descanso y andan esquivando al hombre de manera constante a lo largo de todo el día.

La inmensa mayoría de la gente asocia a las grullas con el atardecer y el regreso a los dormideros casi anocheciendo, pues es más fácil de observar, aunque para mi es la mañana la hora verdaderamente mágica.

Grullas en el dormidero de la cola del embalse de Rosarito
Grullas en un pequeño dormidero en al cola del embalse de Rosarito.
Las grullas tienen múltiples dormideros por la zona del embalse. En el agua se sienten seguras frente a predadores.
La imagen está tomada desde lejos y bien oculto para no molestarlas lo más mínimo.

Si antes de amanecer, cuando todavía no ha comenzado a iluminarse el cielo al Este, nos situamos bien escondidos (fundamental no molestar lo más mínimo) cerca de las zonas a las que las grullas llegan nada más salir del dormidero (para tomar cuanto antes el primer alimento del día), podremos ver como con las primeras luces, sobre las 8:00 de la mañana empieza a escucharse el trompeteo de las grullas en sus dormideros.

Grulla cantando en la mañana, reclamando la atención del resto de compañeros.
Sentado entre los juncos y cubierto con una red de camuflaje, y ya siendo parte del paisaje, las grullas se comportan con toda normalidad y cantan en la mañana indicando su posición al resto de grupos.
Este sonido se va incrementando poco a poco hasta que inician el vuelo en pequeños grupos que se juntan en otros mayores y se disponen a volar hacia las zonas de alimentación pasando bando tras bando sobre nuestras cabezas.



Las grullas que están posadas, ya sea porque están en la cercanía del dormidero y todavía no han comenzado el vuelo o porque han salido del mismo pero pronto han descendido para picotear algo, se dedican a observar muy atentamente a las que van pasando y las llaman con grandes voces.

Grulla observando con atención a otros compañeros y bandos que pasan volando.

Por lo que he visto en numerosas ocasiones, estoy convencido de que reconocen a los individuos en vuelo.

Muchas solo levantan el vuelo al pasar un grupo determinado (al que parecen estar esperando con inquietud) y cuando alguna pierde su grupo familiar regresa hacia el dormidero (en contra de la dirección general) dando con cierta desesperación constantes y grandes voces hasta que encuentra a los suyos.

Grupo familiar típico en vuelo, compuesto por los padres y la cría de este año.
Grupo familiar típico en vuelo, compuesto por los padres y la cría de este año.
Estos grupos familiares están compuestos por un par de adultos con los jóvenes de este año (de uno a dos, raramente tres) y los vemos juntos tanto en vuelo como alimentándose en tierra.

También hay grupos heterogéneos de adultos sin pareja junto a parejas con crías jóvenes. Lo que ya no podemos saber en estos casos es si comparten algún tipo de relación familiar entre ellos.

Según avanza la mañana, se alejarán aún más de las cercanías de los dormideros e irán a las dehesas a continuar alimentándose, esta vez con bellotas, restos de siembra e insectos.

Por la tarde regresarán de nuevo al dormidero, generando ese gran espectáculo por todos conocido, pasando la noche protegidas hasta la mañana siguiente.



jueves, 22 de octubre de 2015

¿A qué frecuencia se agita el Martín pescador para secarse?

Al igual que otros animales, las aves cuando se mojan se secan agitándose hasta que la mayoría del agua se desprende.

Martín pescador (Alcedo atthis) en el río Tiétar
El Martín pescador (Alcedo atthis) comienza a ahuecar las plumas un instante antes de agitarse.
Ese es justo el momento en el que comenzamos a disparar la cámara en ráfaga.

Martín pescador (Alcedo atthis) secándose.
Imagen tomada a 1/160 seg, justo en el momento en que se agita.
Algunas gotas salen disparadas.

Vídeo del Martín pescador sacudiéndose para secarse:

En el vídeo se puede ver dos tipos distintos de agitado; uno en el que solo se agita la cabeza y otro en el que lo hace todo el cuerpo.

En un artículo del 2012 ("Wet mammals shake at tuned frequencies to dry") el ingeniero  Andrew K. Dickerson del Instituto Tecnológico de Georgia, desvela cual es la física que hay detrás del comportamiento de los mamíferos, por el cual secan sus cuerpos mediante sacudidas repetidas de los mismos.

En la efectividad del secado interviene como principal factor, la velocidad a la que estos se sacuden. Esta velocidad ha de ser los suficientemente grande como para hacer que las gotas de agua se desprendan del pelo del animal.

Esta velocidad está íntimamente relacionada con el volumen del animal (en realidad con el radio del cuerpo del animal).

Los  animales grandes tienen un  radio mayor y necesitan una menor velocidad de giro (menor frecuencia) para adquirir la suficiente velocidad para que las gotas de agua venzan las fuerzas que las mantienen unidas al pelaje y salgan disparadas (imaginemos por ejemplo un perro grande agitándose).

Mientra que los animales pequeños requieren de altas velocidades de giro (mayor frecuencia) para que se produzca el mismo efecto de secado. 

Como todos hemos podido ver en algún momento, las aves hacen lo mismo y el Martín pescador lo realiza cada vez que se zambulle y sale del agua.

Imagen tomada de vídeo en la que se ve a un Martín pescador agitándose
Serie de imágenes tomadas del vídeo anterior

Imagen tomada de vídeo en la que se ve a un Martín pescador agitándose

Imagen tomada de vídeo en la que se ve a un Martín pescador agitándose

Imagen tomada de vídeo en la que se ve a un Martín pescador agitándose

Imagen tomada de vídeo en la que se ve a un Martín pescador agitándose

Según Dickerson, la frecuencia con la que se debe girar el animal para lograr un secado óptimo debe ser igual al radio del cuerpo del animal elevado a -0.77.

La frecuencia de sacudida es igual al radio elevado a -0.77

Aunque en los mamíferos la cohesión entre las moléculas de agua con el pelo no son exáctamente igual a la de las plumas de un ave, asumamos que puedan ser similares y que podemos aplicar la fórmula de Dickerson solo para hacernos una idea de la frecuencia con la que puede sacudirse un Martín pescador.


Suponiendo que el diámetro del cuerpo del Martín pescador es de unos  4 cm:

     4cm diámetro = 2 cm radio = 0.02 metros

      0.02 elevado a -0.77 = 20.33 ciclos por segundo

Es decir que el Martín pescador se sacudiría a una frecuencia de unos 20 ciclos por segundo.


Bibliografía:


- Página oficial de A. Dickerson
- Artículo Original: "Wet Mammals shake at tuned frecuencies to dry"

viernes, 11 de septiembre de 2015

Espátula anillada en el embalse de Rosarito.

Es cada vez más fácil ver espátulas en el río Tiétar y en el embalse de Rosarito, a pesar de las grandes molestias que sufren por parte de la gente que invade sus lugares de descanso y alimentación tanto a pié como en coche o con escandalosas motos y quads.

Grupo de espátula común, acicalándose en el embalse de Rosarito.
Espátulas descansando al atardecer en julio, en el embalse de Rosarito, con el nivel del embalse alto.

Descripción

La Espátula común;  Platalea leucorodia Linnaeus, 1758.

Es esta un ave zancuda de gran tamaño y color blanco. Es muy llamativa debido a su peculiar pico  largo y aplanado en su extremo a modo de espátula.

Espátula común en primer plano en el embalse de Rosarito.

Los adultos tienen  un penacho de plumas colgantes en la nuca y un collar amarillento en el pecho. Es estos también se incrementa la mancha amarilla del pico.

Los jóvenes sin embargo son totalmente blancos, con patas y pico rosáceos y la plumas del extremo de las alas de color negro.

Espátula común volando junto a un cormorán.
Espátula en pleno vuelo junto al compañero Cormorán.

Distribución en España

La inmensa mayoría se reproduce en el suroeste de la península ibérica, en humedales costeros de Andalucía occidental (en las marismas del Guadalquivir, las marismas del Odiel, la bahía de Cádiz y las marismas de Isla Cristina (Huelva).

También en algunas zonas de la costa Cantábrica (rías de Guernica y Arosa y, especialmente, marismas de Santoña), por parte de individuos que migran desde las colonias francesas y neerlandesas en su camino hacia África.

También desde hace unos 15 años están criando en el interior de la península en Extremadura, valle del Tiétar y en las cercanías del embalse de Rosarito.

Muchos individuos también invernan en nuestras tierras, por lo que esta especie puede llegar a verse durante todo el año.

Panorámica de espátulas al atardecer, acicalandose y limpiándose el plumaje en un afluente del Tiétar.
Panorámica de espátulas al atardecer, acicalandose y limpiándose el plumaje en un afluente del Tiétar.

Desplazamientos

La mayor parte de la población de Europa occidental  migra hacia los humedales de Mauritania y Senegal para pasar el invierno.

Aunque hay una parte de la población Española que solo se mueve entre los  humedales cercanos a sus colonias de cría, por lo que pueden observarse aves también durante la estación invernal.

Los individuos de Europa central y oriental pasan el invierno en Túnez y Sudán tras visitar en su migración los humedales de Italia y Grecia.

Alimentación

Grupo de espátulas alimentándose en el embalse de Rosarito

Se alimenta de invertebrados acuáticos, anfibios y pequeños peces.

Casi siempre avanzan en grupo con el pico metido en el agua y moviendo la cabeza de un lado a otro “barriendo” así el terreno hasta que su sensible pico topa con alguna presa y la atrapan con rapidez.
Es muy llamativo cómo los jóvenes persiguen constantemente a los padres tanto en vuelo como en tierra emitiendo un agudo sonido que se escucha desde bien lejos y delata su posición.

Imnaduros de espátula común persiguiendo a un adulto, reclamando alimento.
Las crías llegan a ser muy insistentes con los padres, reclamando constantemente alimento.


No es raro ver a los pobres padres salir corriendo agobiados por los constantes requerimientos de los hijos.

Anillas


Se realizan anillamientos de aves con el objeto de estudiar diversos aspectos de sus poblaciones, desplazamientos, migraciones etc… con el fin de conocer mejor a la especie, sus costumbres y así poder contribuir a su protección.

Espátulas comunes al amanecer el el embalse de Rosarito.
Al amanecer, en cuanto hay algo de luz comienzan a moverse buscando las mejores zonas para alimentarse.

Espátula común con anilla blanca de PVC - 96W
Detalle en la que se puede observar la anilla blanca de PVC - 96W

A las espátulas hace años en España se les colocaban anillas con códigos de barras de colores, actualmente en España se utilizan anillas blancas de PVC con tres dígitos alfanuméricos. En otros países se utilizan distintas combinaciones de anillas de colores con códigos alfanuméricos.

Grupo de espátulas acicalandose en el embalse de Rosarito.

Espátula común con anilla blanca de PVC - 96W
Otro detalle del mismo individuo "96W"



Una vez localizado un ejemplar con anilla, se reporta su código de color y/o código alfanumérico a la página http://anillamiento.ebd.csic.es

Ejemplar con anilla de PVC "96W" visto en el Rosarito.

Estos son los datos que podemos conocer gracias a su anilla:

A esta espátula se le anilló en el 2004 en el Parque natural de la Bahía de Cádiz. Tenía entonces un año de edad.

Ya en agosto del año 2007 había dejado la costa y viajaba por el interior de la península siguiendo los cursos de aguas y a otras espátulas. Se la ve por primera vez en el embalse de Rosarito.

No se la vuelve a localizar hasta marzo del año 2010, cuando es vista en las Salinas de la Covacha en Cádiz en una colonia de cría.

Un par de meses después en  mayo se la localiza en Casatejada (Cáceres) construyendo un nido. Finalmente se constata que fracasa.

En el año 2011, en mayo se la ve en las pajareras de Doñana (Huelva).

Finalmente la última observación corresponde a las imágenes en esta publicación, entre julio y agosto de este año 2015 en el embalse de Rosarito dentro de un grupo de unos 30 ejemplares alimentándose en las aguas del Tiétar.

Enlaces



miércoles, 12 de agosto de 2015

Las brillantes estelas de los escribanos del agua. Gyrinus natator.

En las aguas limpias de corriente lenta podemos ver a grupos de escarabajos de brillantes caparazones negros que se desplazan rápidamente sobre la superficie del agua. Su nombre científico es el Gyrinus natator (Linnaeus 1758).

Grupo de escribanos de agua, Gyrinus natator en el agua.
Estos escarabajos "Gyrinus natator", son los responsables de dejar estas estelas de movimiento.

Ante cualquier molestia, giran y giran a gran velocidad.

Esta velocidad es tal que si te fijas mucho, ocurre un fenómeno parecido a mover una linterna en la oscuridad; la permanencia de las imágenes en la retina que hace que puedas ver la estela del reflejo de la luz en el caparazón.

Estelas formadas por el Gyrinus natator mientras se mueve.
1/4 seg- f32 . ISO 100. Canon EF100mm f/2.8 Macro USM.
Cámara perpendicular a la superficie.
Estelas formadas por el Gyrinus natator mientras se mueve.
1/4 seg- f32 . ISO 100. Canon EF100mm f/2.8 Macro USM.

Se puede jugar con el fondo del agua, incluyendo elementos que den mayor riqueza a la imagen y formen casi un cuadro abstracto.

Con la cámara de fotos podemos fijar  este efecto y variar su intensidad con mayores tiempos de exposición.

Si variamos el ángulo con respecto a la superficie, cambia completamente la imagen. El fondo deja de tener tanto protagonismo, siendo la superficie la que gana en importancia.

Estelas formadas por el Gyrinus natator mientras se mueve por la superficie del agua. Estelas blancas brillantes.
0.6 seg- f13 . ISO 100. Canon EF100mm f/2.8 Macro USM.
Cámara en ángulo con respecto a la superficie.
Si se pasa el puntero por encima de la imagen podemos ver los colores invertidos, lo que nos permite apreciar con claridad las estelas.

Estelas formadas por el Gyrinus natator mientras se mueve por la superficie del agua. Estelas blancas brillantes.
0.6 seg- f13 . ISO 100. Canon EF100mm f/2.8 Macro USM.
 
Estelas formadas por el Gyrinus natator mientras se mueve por la superficie del agua. Estelas blancas brillantes.
1 seg- f11 . ISO 100. Canon EF100mm f/2.8 Macro USM.
Colores invertidos al pasar el puntero.

Y en vertical mirando en dirección de la corriente de agua...

Estelas formadas por el Gyrinus natator mientras se mueve por la superficie del agua. Estelas blancas brillantes.
1 seg- f14 . ISO 100. Canon EF100mm f/2.8 Macro USM.
Colores invertidos al pasar el puntero.

Estelas formadas por el Gyrinus natator mientras se mueve por la superficie del agua. Estelas blancas brillantes.
1 seg- f14 . ISO 100. Canon EF100mm f/2.8 Macro USM.
Colores invertidos al pasar el puntero.

Estelas formadas por el Gyrinus natator mientras se mueve por la superficie del agua. Estelas blancas brillantes.
1 seg- f14 . ISO 100. Canon EF100mm f/2.8 Macro USM.
Colores invertidos al pasar el puntero.

Una manera muy efectiva de realzar las estelas es invertir los colores de la imagen.

Este proceso se puede observar con tan solo pasar el puntero por encima de algunas de las imágenes anteriores.

El resultado puede llegar a ser muy interesante.

Imagen de colores invertidos de las estelas dejadas en el agua por Gyrinus natator.


En publicaciones posteriores nos fijaremos un poco más en la curiosa morfología del Gyrinus natator.

Espero que os haya gustado y la próxima vez que observéis escribanos acuáticos, fijaos a ver si veis las estelas.





martes, 4 de agosto de 2015

Serapias lingua; la orquídea de los prados del sur de Gredos.


Esta especie de orquídea; Serapias lingua L., es muy común y está ampliamente distribuida por la mitad occidental de la Península.

Serapias lingua; planta entera en un prado.


Serapias lingua; vista del interior de la flor
Dentro de la flor de Serapias lingua podemos intuir una estructura poco común.

El termino orquídea proviene del griego orchis (Testículo) y fue denominada así por el filósofo griego Aristóteles debido a la forma que tienen los pseudobulbos de esta planta.


Estructura floral:

 Su estructura floral es más complicada que otras flores; el Perianto (estructura floral que rodea a los órganos sexuales) consta de 6 piezas (3 Sépalos y 3 pétalos) que forman dos conjuntos bastante diferenciados la Gálea (formada por 3 sépalos y 2 pétalos) y el Labelo que es un pétalo grande.

Partes de la flor de Serapias.
Partes del Perianto de Serapias.

Corte longitudinal de Serapias lingua, apreciandose su estructura interna.
Corte longitudinal de una flor de Serapias donde puede observarse toda su estructura interna.

 Perianto

  • Gálea
    • 3 Sépalos unidos por los márgenes (el central menor que los laterales).
    • 2 pétalos pequeños y laterales.
  • Labelo
    • 1 pétalo grande.
      • Hipoquilo (parte superior).
      • Epiquilo (parte inferior).
El perianto de Serapias desplegado y en detalle.
El perianto de Serapias desplegado y en detalle.
El Labelo es característico de cada especie del género Serapias. En el caso de Serapias lingua el labelo tiene una callosidad de color púrpura a marrón rojizo que simula ser el abdomen de la hembra de la abeja del género Ceratina (Ceratina cucurbitina). En otras especies esta callosidad o lamela puede tener distintas formas.



Lo que la caracteriza a Serapias lingua y la diferencia de otras especies es tener en la base del labelo con una callosidad simple, oblonga y el  epiquilo mucho más estrecho que el hipoquilo extendido.

Ginostemo o Columna.

Si nos fijamos detenidamente dentro de la flor de Serapias, podemos ver los órganos reproductores en una estructura complicada y llamativa.

Vista del Callo de una Serapias lingua con el Ginostemo encima.
Vista del Callo de una Serapias lingua con el Ginostemo encima.

El Ginostemo es una estructura reproductiva que deriva de la fusión de las partes femenina y masculina (estambres y pistilo) dentro de un solo órgano.

Vista frontal del Ginostemo de Serapias lingua.
Vista frontal del Ginostemo de Serapias lingua.
Las polinias están protegidas dentro. Justo debajo en primer plano aparece el viscidio preparado para pegarse en la cabeza de la abeja Ceratina.
Detalle del Ginostemo de Serapias lingua
Detalle del Ginostemo de Serapias lingua situado encima del Callo o Lamela.
Se han sacado un poco las polinias para verlas en detalle.
La parte masculina de la flor tiene dos estambres en una estructura que se separa de la flor para quedarse pegada al insecto y este pueda transportarla a otra flor y se denomina Polinario.

El  Polinario suele tener un extremo prolongado, semejante a un pedúnculo, que se denomina caudícula al final del cual está el polen dentro de una estructura con el nombre de Másula o Polinia.

Estructura del Polinario de Serapias


La base un poco ensanchada y con el nombre de viscidio o retináculo, es pegajosa y es la parte que se pega a la abeja y facilita el transporte del polen a otras plantas.

Ecología.

Crece a plena luz, en prados y pastizales muy húmedos, rezumantes o temporalmente encharcados.
Florecen en primavera a partir de una roseta de hojas que se forma el otoño anterior. Después de la maduración de los frutos y la dispersión de las semillas, desaparece la parte aérea y pasan el verano sólo como tubérculos.

Son polinizadas por abejas solitarias de los géneros Osmia y Ceratina (Ceratina cucurbitina), que usan las flores como refugios nocturnos. 

Además los machos de Ceratina cucurbitina intentan copular con la callosidad del hipoquilo, probablemente atraídos por feromonas semejantes a las de las abejas hembras, aunque esto todavía no se ha demostrado.

Ceratina cucurbitina atrapada en una tela de araña en Serapias lingua.
Ceratina cucurbitina encontrada atrapada en una tela de araña en Serapias lingua.

Detalle de un macho de Ceratina cucurbitina atrapado en una tela de araña en Serapias lingua.
Detalle de un macho de Ceratina cucurbitina atrapado en una tela de araña en Serapias lingua.
Al intentar copular (pseudocópula) con la callosidad de Serapias, se les pega a los machos en la cabeza la Polinia, la cual transportan a otras flores.

Ceratina cucurbitina mostrando los polinarios pegados en su cabeza.
Macho de Ceratina cucurbitina mostrando los polinarios pegados en su cabeza.

Es común ver a arañas que cazan sobre ellas, fijan dentro su refugio (sobre todo las arañas de la familia Thomisidae) y diversos géneros de abejas que duermen en su interior con la cabeza metida en la flor, pues aquí están más protegidas y la temperatura es al menos un par de grados mayor que en el exterior.

En Serapias fructifica alrededor del 20% de las flores. Cada cápsula produce de 8.000  a 10.000 pequeñas semillas. Estas al ser muy pequeñas y tener muy pocas reservas energéticas dependen para fructificar de su simbiosis con un hongo con el que forman micorrizas (un tipo de estructura de unión).

Como vemos esta orquídea tiene una vida bastante interesante y diferente a otras plantas, así como asociaciones específicas con abejas y hongos.

La próxima vez que la veáis en el campo, lo haréis con otro ojos.


Enlaces de interés.



viernes, 26 de junio de 2015

La conjunción Luna, Júpiter y Venus del día 20 de junio de 2015.

Conjunción Luna, Júpiter y Venus vista desde el sur de Gredos
Júpiter aparece en el plano más alto, Venus abajo a la derecha.
Los robles melojos de la zona sur de Gredos también son protagonistas en esta experiencia nocturna.
El 20 de junio se produjo una conjunción entre la Luna, Júpiter y Venus.

Dos o más astros celestes están en conjunción cuando observados desde un tercero, se hallan en la misma zona del cielo aparentemente juntos.

Esta es la perfecta excusa para salir al campo de noche y apreciar de una forma distinta el medio; diferente luz, distintos sonidos y olores.

Para mí la hora más espectacular es cuando el sol ya se ha ocultado, pero todavía queda algo de luz residual que hace que el cielo se vea de un color azul oscuro muy intenso en el horizonte y casi negro en tu vertical.

Utilizando un teleobjetivo (en este caso un 400 mm) podemos enfocar a la luna en un estado en el que casi toda su superficie está en penumbra a excepción de una pequeña zona lateral.

Detalle de la parte iluminada de la luna
Detalle de la parte iluminada de la luna el día de la conjunción.
A la hora de hacer la fotografía puedes realizar una fotografía normal, intentando que la zona iluminada quede correcta o bien intentar hacer todo lo contrario; sacar a la luz la zona en penumbra.

En este caso hemos hecho ambas cosas, la misma luna y dos maneras diferentes de verla.

Detalle de la zona en penumbra de la luna
Detalle de la zona en penumbra de la luna el día de la conjunción.
Espero os haya gustado.

domingo, 24 de mayo de 2015

Empusa pennata, la mantis "Alien".

Empusa pennata (Thunberg, 1815)

Empusa pennata hembra
Objetivo Canon 100mm, 2.8.

En un insecto emparentado con las cucarachas y las mantis (Superorden Dictyoptera) de la familia Empusidae. Su color depende del entorno circundante cuando realiza la última muda y va desde pardo hasta verde.

El primer par de alas es un helitroide cuya función es proteger al segundo par de alas membranáceas, que les permite volar. El abdomen presenta tubérculos por su cara ventral, disponiéndose enrollado sobre sí mismo en las ninfas; y extendido, en los adultos.

Detalle del abdomen:

Detalle del abdomen de una Empusa pennata hembra.


Lo más llamativo y que la diferencia de otras mantis es su característica cresta en la cabeza.
En las hembras las antenas son filiformes y en los machos plumosas (pues necesitan más receptores para localizar las feromonas de las hembras).

Empusa pennata hembra



Para el apareamiento las hembras emiten unas feromonas que son captadas por las antenas plumosas de los machos. Éstos siguen el rastro en busca del origen de la señal hasta dar con la hembra.

A diferencia de otros mántidos europeos, la hembra en raras ocasiones devora al macho.

Tras la cópula la hembra deposita los huevos en uno o varios estuches espumosos (ootecas) de no más de 1,5 cm de largo, de forma alargada y de color marrón. La espuma se endurece al contacto con el aire y proporciona protección a la puesta. De cada ooteca salen unas 30 ninfas.

También es distinta a otras mantis en cuanto que las ninfas emergen en verano (en vez de al final del invierno), alimentándose durante el otoño y el inverno.

Ninfa de una Empusa pennata
Ninfa de Empusa pennata de unos 30 mm. de alto.

Ninfa de una Empusa pennata
Desde luego, sabía que la estaba mirando.
Si el invierno fuera muy frío, se resguardan y entran en diapausa (inactividad y bajo estado metabólico).

El crecimiento termina en primavera.

Se alimenta de presas pequeñas desde moscas y arañas, hasta pequeños saltamontes.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...