"Buscar la belleza, es la única protesta que merece la pena en este asqueroso mundo..."


domingo, 10 de marzo de 2013

Al fin, mi primera nutria.


Llevaba tiempo viendo rastros de Nutria, huellas y excrementos que encontraba al borde del agua pero no conseguía ver individuo alguno ni en el río Tiétar, embalse, o gargantas.

Así pues me desentendí del asunto y dejé de buscar nutrias, ya llegaría el momento del avistamiento cuando tuviera que llegar…

Un domingo en plena garganta de Santa María en Candeleda (Ávila) apareció una figura oscura moviéndose con rapidez entre las piedras y buceando en las pequeñas pozas que se forman en la garganta.

Detalle de nutria en la garganta de Santa María en Candeleda  (sur de gredos).
Detalle de la nutria vista en la garganta de Santa María en Candeleda.
Canon 7D + Canon 400mm 5.6 - 1/200 - f. 5.6 - ISO 160.


Me fijé y esa cara ancha y esos bigotes grandes no eran comparables con un visón, ¡era una nutria!

Debido al color de su pelaje era difícil de distinguir con respecto al fondo y máxime cuando debido a su velocidad tan pronto estaba en una zona de las pozas omo desaparecía y aparecía en otra.

Nutria en la garganta de Santa María en Candeleda  (sur de gredos).
Canon 7D + Canon 400mm 5.6 - 1/200 - f. 5.6 - ISO 160
nutria en la garganta de Santa María en Candeleda  (sur de gredos).

nutria en la garganta de Santa María en Candeleda  (sur de gredos).

nutria en la garganta de Santa María en Candeleda  (sur de gredos).

La nutria (Lutra lutra L.1758) es un mustélido, de la misma familia (Mustelidae) del Tejón, Marta, Comadreja…

Su vida se desarrolla en las orillas de ríos con vegetación espesa y tiene su guarida en zonas con arroyos adyacentes fuera de las zonas de crecida.

Comen principalmente peces pero no le hacen asco a insectos, pequeñas aves, ratas de agua, culebras e incluso fruta .

Detalle de la cabeza de una nutria en la garganta de Santa Maria en Candeleda, sur de Gredos.


Son activas principalmente de noche aunque de vez en cuando se las puede observar de día. Los machos suelen ser de mayor envergadura que las hembras. Pueden  vivir entre ocho y quince años.

Huellas:




La huella consta de 5 dedos con uñas finas y cortas, la membrana interdigital solo se notará en terrenos muy blandos.

Las delanteras son redondeadas de unos 6-7x5-6 cm.

Las  traseras sin embargo son más alargadas con la almohadilla principal más delgada, de 8 cm de largo por 6 cm de ancho, inconfundibles.

Excrementos:

Son muy interesantes pues nos permiten por una parte constatar la presencia de la especie en la zona y por otra averiguar su dieta, estado de salud, caracterización genética e incluso el sexo.

Excrementos de nutria sobre una piedra


Suelen dejarlos en lugares bien visibles, encima de rocas, troncos etc...  para así marcar su territorio.

Recientes son viscosos, poco compactos y se disgregan con facilidad, con un tamaño de 2 a 6 cm de largo por 1.5-1.8 cm de ancho.

Excremento de nutria en el que se aprecia restos de espinas y mandçibula de un pez
Excremento de nutria en el que se aprecian restos de espinas y mandíbula de un pez


Su color varía; si son recientes  son de color negro o pardo verdosos brillantes y al envejecer se vuelven grises y ocasionalmente blancos.

Son rojos si han ingerido cangrejo americano y pueden verse restos de la cutícula del animal.

Situación actual:

En los años 80 la situación de la nutria en España era dramática.

Entonces, sufrían la persecución directa tanto por parte de los comerciantes de pieles, como de los pescadores (que de forma absurda las veían como competidoras directas), pero principalmente eran víctimas de la contaminación y de las miles de toneladas de venenos (como el ya prohibido DDT) que se habían vertido en los ríos españoles.

Su categorización por parte del Magrama (Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente) es de Vulnerable, pero varía según las comunidades autónomas... (las nutrias no entienden de fronteras ni de comunidades autónomas).

Ahora las poblaciones se han ido recuperando y su número va en aumento.

Enlaces de interés:







5 comentarios:

  1. Estupendo reportaje. Me imagino que al mismo tiempo que hacías las fotos, disfrutarías de las actividades natatorias de ese bello mamífero.Debe ser bonito verlas sumergirse en esas aguas cristalinas y nadar en sus superficie.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas graciasPini!, lo cierto que todo ocurrió muy deprisa, tenía el corazón acelerado al ser la primera vez que veía y podía fotografiar a una nutria.

      Me sorprendió mucho la rapidez con la que se desplaza en el agua, como se contorsiona y varía la dirección de un momento a otro.

      Aunque tuve poco tiempo, al ser una zona de paso hay gente y una mujer se puso a hablar conmigo, la nutria nos vió y desapareció...

      Pero bueno, la experiencia ha sido muy buena y espero repetirla cuando bajen las aguas, que ahora hay crecidas.

      Saludos.

      Eliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Buenísimas las fotos Carlos! Aunque Sammy y yo hemos visto mucho nutrías, han sido casi todas en el Rosarito o el Tiétar, o incluso el Tajo, y nos está pendiente verla en aguas cristalinas como has hecho tú. ¡Enhorabuena!

    Dave y Sam

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues fué pura suerte, pero el momento tenía que llegar.

      Como ya te dije, no me preocupaba mucho el no haberlas visto aunque las buscara, pues ya llegaría el momento cuando debiera.

      Dejé de buscarlas y apareció esta.

      Hace tiempo que compruebo que cuando vas en una determinada dirección y no obtienes resultados o lo vés todo en contra, debes tomar otra, pues es la manera que tiene el universo para indicarte que tiene otra cosa preparada para tí.

      En este caso y en otros así me ha sucedido.

      ¡Un abrazo!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...