"Buscar la belleza, es la única protesta que merece la pena en este asqueroso mundo..."


miércoles, 24 de octubre de 2012

Solo para abrir boca, la rana patilarga y unos amigos.


De momento solo voy a subir estas fotos que he seleccionado a modo de ejemplo..


Rana patilarga en Gredos
Rana patilarga (Rana iberica) Canon 100mm macro. 1/20 - f4. ISO 160. Trípode.
 La primera pertenece a una rana patilarga, un endemismo ibérico encontrado en las gargantas de Candeleda.

No me he quedado del todo a gusto y eso que la rana posó como una profesional. Andaba con el trípode metido en el agua fría y los pantalones remangados y mientras ella tranquila.

Tengo que buscar este fin de semana más ejemplares de rana patilarga, pues he visto cierta variabilidad en cuanto a color y prefiero documentarlo todo bien antes de hacer un artículo al respecto

Podría poner fotos prácticamente todos los fines de semana, pero no tengo suficiente tiempo (y me fastidia bastante).

El proceso de selección de imágenes, algún retoque, volver a seleccionarlas, buscar que la información que muestras sea veraz y redactar el artículo es un proceso de días y no siempre ando con el ánimo suficiente.

Siempre tengo en la cabeza artículos pendientes, que andan ahí... en la nube de mi cabeza...

Pendiente tengo el de la foto del invierno del año pasado, en el que encontré una cigüeña que atragantada con los anzuelos y el sedal de un mal pescador, se dejó ir poco a poco hasta que al final se apagó.

Fue un proceso de muerte muy impactante, justo cuando agotada perdió el equilibro que mantenía sobre una pata y se hundió en el agua, comenzaron a caer unos ligeros copos de nieve que al poco se derritieron casi coincidiendo con el cese de la vida del ejemplar.

Sinceramente no pude aguantar esa escena, no podía hacer nada al respecto, así me marché y regresé más tarde para no tener que ver justo el momento final, consideré que ese momento era suyo y no me pertenecía a mí contemplarlo.Esto lo tengo en la cabeza y no se me quita, no se si realizar el artículo o va a ser un poco fuerte...pero es la realidad.


Avispones en un castaño en Candeleda


De igual manera pendiente tengo realizar unas cuantas fotos más a unos avispones (Vespa crabro) que tienen el nido en un castaño seco en Candeleda.

No les hace gracia que te pongas a 30 centímetros de la entrada con la cámara y así te lo hacen saber, por lo que algunas fotos han salido desenfocadas con tanto zumbido y tanto bicho dando vueltas alrededor de mi cabeza, pero no son mala gente y este domingo espero me dejen fotografiar con tranquilidad, ya les conozco y sé como hacerlo sin molestarles a penas.

Aunque desde luego me alegro no haber estado en el lugar de la cámara, no fueron completamente amigables con el flash, aunque tampoco es que se pusieran muy histéricos, solo mordieron un poquito y le dieron unos topetazos, pero sin saña.

Pues nada, esperemos un poquito y a ver que tal se da este fin de semana.

Bye.

3 comentarios:

  1. Qué fotos tan chulas, y sí que parece profesional la rana, ahí metida en su papel de posar, jaja. Ya nos contarás qué tal el fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver que sopresas me da la garganta, va a estar nublado con mucha luz por todas partes, lo cual me gusta para las fotos que voy a intentar hacer. Un lugar tranquilo y sin urbanitas, solo algún pastor de cabras. Paz y tranquilidad.

      El domingo emoción y zumbidos. Un poquito de adrenalina para que se anime el corazón.

      Ya contaré.

      Eliminar
    2. Bueno, pasado el fin de semana el resumen es que fotografié una rana, aunque no se si es patilarga...quizá temporaria... lo tengo que mirar.

      Me lié con unos myxomycetes que encontré en unos troncos de pino y se me pasó la mañana, pero de aquí va a salir un artículo.

      El domingo un día un poco de despiste, se me olvidó la zapata del trípode y cuando llegué al lado de los avispones solo pude hacer fotos directamente, con el peligro que ello conlleva... el caso que con al cabeza a escasos centímetros de la entrada/salida del avispero, tuve tres advertencias a modo de golpetazo en la oreja y uno se enganchó al flash y comenzó a morderlo.

      Nadie salió herido, ni yo ni ellos.

      La cosa no pasó de ahí, llegan a ser avispas y me había vuelto corriendo a un ambulatorio, pero ya digo que los avispones no son mala gente.

      A ver que tal el próximo fin de semana, miraré bien todo el material antes de salir.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...