"Buscar la belleza, es la única protesta que merece la pena en este asqueroso mundo..."


domingo, 30 de septiembre de 2012

El Martín pescador al final del verano.

Ahora, ya al final del verano el embalse de Rosarito mantiene poca agua, lo cual en parte es interesante pues la fauna se concentra en el poco espacio disponible.

Martín pescador descansando, Alcedo atthis, en el embalse de Rosarito,río Tiétar, sur de Gredos
Esta foto se la dedico a mi amiga Jimena que ha tenido las narices de dejar España para ir a buscar trabajo en un lugar mejor y donde espero traten a los trabajadores con respeto, y no les apaleen si manifiestan su descontento.


Llevo ya tres fines de semana discontínuos en los que voy a visitar a una pareja de Martines pescadores (y alguno que anda de paso) que todavía deben estar criando, pues no solo se comen los peces que capturan, si no que a alguno que otro le dan la vuelta en una posición que permita introducirlo por la cabeza en el pico de la cría y salen volando siempre en la misma dirección.

A veces el Martín pescador puede realizar dos puestas en una temporada si las circunstancias se lo permiten y estos deben estar en la última puesta de la temporada.

Río Tiétar al amanecer. Cola del embalse de Rosarito


Esta vez volví a bajar de noche con la bicicleta y las alforjas cargadas con las redes, ropa, comida, agua y el trípode hasta el pantano (la cámara la llevo en una mochila a la espalda), saqué los bártulos, se me pinchó una rueda y me picó una avispa que a esas horas andaba volando atontada y decidió posárseme en el cuello, comenzaba bien el día...

Río Tiétar al amanecer con Martín pescador. Cola del embalse de Rosarito
Había muy poca luz y las piedras casi solo se intuían. La imagen está realzada para poder ver al Martín vigilante sobre la piedra de la derecha.

Aunque casi no había luz, ya estaban los Martines rondando y uno se quedó vigilando mis movimientos con todo disimulo, pero tampoco es que se alarmara demasiado, mis movimientos no son bruscos ni mi ropa llamativa.

Elegí un hueco entre las piedras, monté la cámara en el trípode, la cubrí con una funda de camuflaje y el conjunto con dos redes finas de camuflaje del ejército y todo ello con una red gruesa de las que venden para la caza.

Martín pescador, Alcedo atthis, en el embalse de Rosarito,río Tiétar, sur de Gredos
Es interesante ver como le están comenzando a crecer algunas plumas en las alas.


Tenía localizado desde hacía tiempo un posadero habitual, una piedra situada en medio del trayecto que siguen río arriba río abajo, esta vez me puse de forma que el sol no produjera sombras.

Martín pescador, Alcedo atthis, en el embalse de Rosarito,río Tiétar, sur de Gredos
La luz anaranjada de la mañana de septiembre lo inundaba todo.

Estas fotos hechas al amanecer de un sábado nos sirven de introducción a un pequeño vídeo que tomé y en el que vemos como se desenvuelve el Martín pescador en la naturaleza , cuando nadie le ve excepto nosotros.





Puse un trozo de rama en la zona de caza; los martines no pueden evitar probar nuevos posaderos, por lo que al rato ya estaba el hombre subido buscado peces con la mirada.

Martín pescador con captura, Alcedo atthis, en el embalse de Rosarito,río Tiétar, sur de Gredos

Martín pescador expulsando una egagrópila

Martín pescador con egagropila, Alcedo atthis, en el embalse de Rosarito,río Tiétar, sur de Gredos
Martín pescador regurgitando una egagrópila con los restos de escamas y espinas de los peces capturados.


A parte de los posaderos habituales a veces te sorprenden con otros inesperados encima de cualquier promontorio. Y cuando no tienen uno simplemente quedan parados en el aire en vuelo cernido sobre las aguas.

PASA EL PUNTERO POR ENCIMA, PARA VER LA IMAGEN EN MOVIMIENTO.
Martín pescador en vuelo
Imagen animada del Martínenvuelo cernido. Pasa el ratón por encima para ver la animación.


Martín pescador, Alcedo atthis en Embalse de Rosarito
VUELO CERNIDO


Como podréis observar, el ave estaba mirando fíjamente a la cámara pues tuve que moverme para poder fotografiarle y entonces se fijó en mi presencia.

Esta segunda estrategia, el vuelo cernido, era utilizada por otro individuo diferente. Asumo que cada ave tiene sus propias estrategias de caza y que estas pueden ir variando según el medio y la experiencia del ave, pero esto es una suposición mía.

Martín pescador mirando al cielo, Alcedo atthis, en el embalse de Rosarito,río Tiétar, sur de Gredos
Martín (Alcedo atthis) observando a otras aves en vuelo.


Viendo de cerca el comportamiento del Martín, este no solo está atento a los peces  sino también a todo lo que vuela y a veces le puedes  ver como se queda mirando a algún ave en vuelo y ante cualquier mínima alarma retrae el plumaje, también lo retrae cuando hace amagos de lanzarse al agua y no acaba de decidirse.

Martín pescador mirando arriba, Alcedo atthis, en el embalse de Rosarito,río Tiétar, sur de Gredos
Sí, a veces es bastante exagerado mirando quien vuela por encima.

Al principio impresiona cuando tienes a este personaje tan cerca que el objetivo no permite ni enfocar  y debes permanecer quieto sin mover una pestaña (recordar que solo llevo encima un par de redes de camuflaje), se te corta hasta la respiración y solo te atreves a mirar de reojo.

Martín pescador mirando fijamente, Alcedo atthis, en el embalse de Rosarito,río Tiétar, sur de Gredos
¿  Pero eso que es...entre las piedras..?

Más tarde llegas a tomarlo como algo normal, te relajas y te permites el lujo de moverte un poco en presencia del ave, el bicho mira el bulto y luego sigue a lo suyo.

Utilizar redes me permite una mayor movilidad, instalarme en cualquier lugar por pequeño que sea y poder ver todo el entorno. Lo malo es que cuando tienes al ave cerca no puedes mover ni un músculo y en ocasiones como en el caso de una garza que me estuvo aguantando la mirada durante al menos un cuarto de hora (todavía me acuerdo de su cara, me las hizo pasar muy mal), llega a hacerse bastante pesado. Pero es lo que hay, es lo que me divierte y me llena.



Martín pescador detalle, Alcedo atthis, en el embalse de Rosarito,río Tiétar, sur de Gredos
Es una verdadera obra de arte este pequeñín.

Martín pescador secándose, Alcedo atthis, en el embalse de Rosarito,río Tiétar, sur de Gredos
Después de mojarse toca secarse, para ello se agitan y expulsan el agua.

Considero que la mejor manera de ver aves es pararse y observar, sin prisas sin molestar.

Ir  bordeando el río o pantano con los prismáticos a escasos metros de la orilla, solo te convierte en un "espantapájaros", pues todas las aves que ves son las que salen volando espantadas por tu presencia.

Yo llego de noche y regreso cuando han desaparecido las aves, cuando llegan esas horas en las que parece que todo se para, no ves aves, cesan los cantos y el mundo parece otro.

Andarríos grande descansando, Alcedo atthis, en el embalse de Rosarito,río Tiétar, sur de Gredos
Andarríos grande descansando un poco antes del mediodía. Así están durante un cuarto de hora y luego continúan a sus labores.

A lo largo de la mañana tienen una parada antes del mediodía, es un descanso que se ve muy bien en los andarríos y luego hay uno importante a eso de nuestra hora de comer entre las 2-3 de la tarde, aquí ya todo se para y las aves casi desaparecen, entonces es el momento de regresar a casa y dejar a estos animales tranquilos.



3 comentarios:

  1. Vaya manera de empezar el día, con pinchazo de rueda y picotazo de avispa... :-S Qué chulos son estos pajarillos, me encantan los colores de sus plumas. Y qué nivel, con fotos en movimiento y todo; qué apañao es usted, oiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso sin olvidar la vuelta lloviendo y con la rueda pinchada,pero merece la pena.

      Eso sí, ya tengo la bicicleta para el arrastre, la cadena desgastada, los piñones lo mismo, suena todo como una carraca o como un verdecillo, según se mire y los rodamientos ya no son redondos. Necesito una renovación de la transmisión pues creo que me voy a ir a Cabo de Gata una semana y me moveré por allí en bicicleta, ya veremos donde dormiré...

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Bueno, después de los pequeños percances, regogiste el fruto; unas fotos magníficas del Martín y un video muy interesante.
    Saludos

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...