"Buscar la belleza, es la única protesta que merece la pena en este asqueroso mundo..."


domingo, 30 de diciembre de 2012

Grullas en movimiento con el mal tiempo


Grullas en vuelo en el embalse de Rosarito

 Esta mañana en el embalse de Rosarito, no hacia buen tiempo.

Nieblas altas, luz triste, pocos animales y los pocos que había no estaban tranquilos. En el fin de semana mucha gente por la zona paseando perros, algunos tiros...

Menos mal que siempre se puede sacar algo bueno de lo más malo.

¡Buen fin de año!

viernes, 14 de diciembre de 2012

Tarro canelo (Tadorna ferruginea) en el embalse de Rosarito


Tarro canelo (Tadorna ferruginea) en el embalse de Rosarito (Toledo-Ávila))
Deben ser dos ejemplares macho por el collarín negro del cuello

Es un ave muy poco común, de hecho es una rareza que está en peligro de extinción en España.

Está incluida en la lista de aves exóticas de la SEO/Birdlife.

Tiene unos 63 cm de longitud. Aspecto de ganso pero con el pico aplastado.

Plumaje castaño uniforme, con la cabeza y cuello algo más claros. Parte anterior de las alas 
blanca que contrasta con las rémiges negras. Pico, cola y patas negros.

El macho posee un estrecho collar negro. La hembra sin collar y con la cabeza casi blanca.

Tarro canelo (Tadorna ferruginea) en el embalse de Rosarito (Toledo-Ávila)
Vista general del embalse de Rosarito en diciembre. Canon 7D, Canon 400mm 5.6


 
Tarro canelo (Tadorna ferruginea) en el embalse de Rosarito (Toledo-Ávila)


Lo podemos encontrar en Asia (lo he visto en el parque nacional de chitwan en Nepal), sudeste 
de Europa, noroeste de áfrica.

En el pasado era un visitante habitual en Andalucía (incluso llegó a criar) y citas en Levante 
y costas de Cataluña.

Actualmente nidifica en las islas Canarias en Fuerteventura siendo divagante en la Península Ibérica.

Tarro canelo (Tadorna ferruginea) en el embalse de Rosarito (Toledo-Ávila)

Tarro canelo (Tadorna ferruginea) en el embalse de Rosarito (Toledo-Ávila)

Tarro canelo (Tadorna ferruginea) en el embalse de Rosarito (Toledo-Ávila)
Parte anterior de las alas  blanca que contrasta con las rémiges negras

Los ejemplares aquí se fotografiaron el 1 de diciembre de 2012.Otro par de ejemplares me pasaron volando por encima en octubre cuando estaba haciendo unas fotos a un Martín pescador por esta misma zona y estuve alucinando un rato, pues nunca los había visto por aquí.

Hay otras citas de Tarro canelo hechas por Dave Langlois (5 ej.- 10.02.2012 - Embalse de Rosarito (Toledo-Ávila))

A ver si un día de estos tengo un encuentro cercano.








Enlace a el "Libro rojo de la aves en España", en el que se hace referencia a esta especie, su estatus y distribución.
Páginas 84, 85 y 86:







miércoles, 21 de noviembre de 2012

Resumen de las segundas jornadas micológicas en Candeleda (Ávila).



El fin de semana del 17 al 18 de noviembre se llevaron a cabo las segundas jornadas micológicas en Candeleda (Ávila) impartidas por el presidente de micólogos de Castilla y León; Enrique F. Villamor.

Asistentes a las jornadas, identificando alguna de las especies recogidas.


Enrique F. Villamor
Macrolepiotas en primer plano. El micólogo Enrique F. Villamor determinando los diversos ejemplares de setas.

Cartel promocional de las segundas jornadas micológicas.

De estas jornadas destacaría la idea de que la búsqueda de setas se puede utilizar como un recurso de desarrollo turístico y económico que ha de ser regulado.


La recolección de setas se lleva a cabo tanto de manera lúdica como comercial, aunque también hay gente muy interesada en el aspecto estético (fotografía micológica) y/o científico  en sí.


En esta conferencia, se explicó como en algunas zonas de Castilla y León en las que existen suficientes recursos micológicos y están afectadas por despoblación, ha sido necesaria la regularización de la recolección de setas debido a que es un recurso que se estaba sobre-explotando, de tal forma que determinadas especies cada vez eran más escasas y existía riesgo de perderlas.

Hygrocybe conica
Precioso ejemplar de Hygrocybe conica.

Enlace a más detalles sobre esta especie
no comenstible pero con un indudable interés fotográfico.



El problema es que los ejemplares de setas los recolectan demasiado jóvenes y no generan las suficientes esporas para que el hongo se reproduzca. Además el hongo detecta de alguna manera que no ha podido esporar adecuadamente y vuelve a generar más cuerpos fructíferos, con lo que acaba agotando sus reservas de alimento y muere.

La consecuencia es que dejamos de encontrar estas especies, pues mueren y perdemos el recurso. Por lo que de esta manera hemos matado a la "gallina de los huevos de oro".

Estas actuaciones se han llevado a cabo en pueblos del norte de Gredos, Las Merindades y Montes de Oca (Burgos), Sierras de Francia, Béjar,  Quilamas, El Rebollar  (Salamanca), Sierra de Ayllón y Guadarrama(Segovia), Montes de Soria (Soria), Montes Torozos - Mayorga - Pinares de Valladolid (Valladolid) , Sanabria, La Carballeda, Aliste, Tábara y Alba (Zamora).


En estas zonas, para evitar la pérdida del recurso se han establecido una serie de permisos de recolección, dependiendo si es uno de la comarca o fuera de ella, si es por interés comercial o lúdico y si va a ser válido por una jornada, fin de semana o temporada.

 Estos permisos son más baratos para la gente local, tanto para los empadronados como a los que tengan vínculos con estos como segunda vivienda.

Estos permisos ya son un poco más caros si se pertenece a otra comunidad autónoma o se tiene un interés comercial.

Página web del Proyecto Myas RC:

Proyecto Regulación Y Comercialización De Los Recursos Micológicos De Castilla Y León.

 http://www.myasrc.es/Contenido/Proyecto

Permisos:

http://permisos.cesefor.com

La medida ha sido muy bien recibida por algunos pueblos en los que se estaba acabando con la producción de setas, no quedando ya ni para los locales.

Si se hace todo con cabeza puede ser de gran ayuda, de lo contrarío se puede llegar a lograr el efecto contrario…


Amanita citrina. (No comestible)
Enlace a más detalles sobre la especie.


Lo que sí resulta muy interesante es crear determinadas áreas protegidas en las que no se permita la recolección y que solo tengan interés en cuanto a educación ambiental o para la realización de fotografía micológica.

Estas zonas protegidas,  permitirían que se mantuviera la producción de esporas, sirviendo así de reservorio y zona de origen de nuevos hongos.

Además se podría generar empleo local al ser necesario una vigilancia constante en la época de recolección y de guías de interpretación para la educación ambiental.

Sería  interesante evaluar las posibilidades reales para la generación de empleo.
Aquí, en el sur de Gredos hay muchos recursos desaprovechados y otros aprovechados pero no regulados.

Fotos y setas recolectadas durante la jornada:


Cortinarius, Macrolepiotas, Rusulas, Lactarius, Amanita rubescens, un Leccinum y un elemento que no era seta y no se determinó como tal ¿Cual será?.

Estos son algunos de los ejemplares recolectados por los participantes en la salida al campo cerca de la garganta de Alardos.


Macropeliotas, A. rubescens, A citrina...


Amanita rubescens y Leccinum lepidum.
Enlace a detalles de Amanita rubescens.


Diferencia entre una Amanita phalloides (mortal) y una Amanita citrina (no comestible).
Enlace a detalles sobre Amanita phalloides.



Boletis aereus
El Boletus aereus es un buen comestible.
Enlace a detalle de la especie

Leccinum lepidum es comestible y micorriza encinas.
Enlace a detalles de la especie.


Macropepiotas (M. procera y alguna M. rhacodes ). Las grandes son comestibles, las pequeñas en primer plano (Lepiotas) son venenosas. Así pues nunca hay que coger Lepiotas pequeñas.
Panaeolus sphinctrinus abajo a la izquierda

Lepiotas pequeñas venenosas
Ejemplares de un hongo peuqeñito y muy raro en la península, aunque mas o menos abundante en Extremadura. Torrendia pulchella.
Enlace a detalles sobre la especie.





jueves, 15 de noviembre de 2012

Grullas entre el día y la noche, el sueño y la realidad.


Grullas al amanecer, embalse de Rosarito, sur de Gredos, Candeleda
Grullas a punto de pasar por encima. Velocidad de obturación 1/15 seg.


Hay mucha gente que aprecia ir a ver como las grullas regresan a los dormideros en los días de invierno.

Como se recortan sus siluetas contra el cielo anaranjado del atardecer, pero no menos espectacular es ver cómo se despiertan por la mañana con las primeras luces.


Grullas al amanecer, embalse de Rosarito, sur de Gredos, Candeleda


Es de noche y según amanece comienzan a oírse unas cuantas voces de grullas, poco a poco se van despertando y aumenta la cantidad de individuos que cantan. Entonces empiezan a volar por bandos, todos en la misma dirección, hacia sus zonas de alimentación; las dehesas y los campos de cultivo ya recolectados.


Grupo de Grullas al amanecer,Cranes in the morning arriving, embalse de Rosarito, sur de Gredos, Candeleda
¡Ya vienen!, hay que enfocar bien y realizar el seguimiento de todo el movimiento.
Si conoces su camino, solo tienes que ponerte en su trayectoria, ocultarte y esperar.

Es muy emocionante primero escucharlas y luego ver como desde lejos vuelan en tu dirección, pudiendo pasar incluso justo por encima a escasos metros, y entonces puedes oír tanto su aleteo como el sonido de su cuerpo al atravesar el aire.


Grullas al amanecer,Cranes in the morning embalse de Rosarito, sur de Gredos, Candeleda
Se puede observar un joven en la parte superior izquierda.

Es común encontrar grupos de tres; padre, madre y cría de ese año. La cría emite un sonido muy agudo y es de colores apagados.


Grullas al amanecer,Cranes in the morning, embalse de Rosarito, sur de Gredos, Candeleda


Alejándome de las fotos clásicas de grullas estáticas, he querido plasmar el movimiento obturando a baja velocidad.


Grullas al amanecer,Cranes in the morning, embalse de Rosarito, sur de Gredos, Candeleda


Mediante una velocidad de 1/15 a 1/30 de segundo y con un buen seguimiento en vuelo de estas aves (primer lento y después se va incrementando en velocidad hasta que pasan), puedes hacer que solo se vea el movimiento de las alas y el balanceo del cuello, mientras que otras partes del cuerpo queden casi sin movimiento, incrementando la sensación onírica de esa hora de puente entre el día y la noche, el sueño y la realidad.




jueves, 1 de noviembre de 2012

Algunos Myxomycetes (hongos mucilaginosos) del sur de Gredos.

Estamos acostumbrados en otoño a ver grandes setas, que son las estructuras reproductoras de los hongos.

Estos son en realidad finos hilillos (hifas) que se desarrollan entre la materia en descomposición y tienen una grandísima importancia dentro de cualquier ecosistema como descomponedores de la materia orgánica.

Pero hay mucho más no tan a la vista, que hace de la micología una ciencia muy interesante y aquí quiero mostraros un ejemplo de lo que tenemos bien cerquita, solo hay que fijarse un poco.

Leocarpus fragilis,Myxomycete en Gredos con colembolo
Leocarpus fragilis con un colémbolo.
Todas las imágenes han sido realizadas in situ, con un Canon 100mm macro y con luz natural.

Ceratiomyxa fruticulosa, Myxomycete en Gredos. Imagen apilada. con CombineZP
Detalle de Ceratomixia fruticulosa. Imagen compuesta por otras 6 apiladas con CombineZP.



Los Myxomycetes son un pequeño grupo de organismos eucariotas que son conocidos como hongos mucilaginosos, que cuentan con 59 géneros y 870 especies.

Poseen caracteres intermedios entre los protozoos (animales unicelulares) y hongos.
Es decir, se mueven y alimentan como protozoos y en un determinado momento se unen y forman una estructura reproductiva a modo de seta (esporófito).

Su fase móvil o trófica (en la que se alimenta) esta inicialmente formada por células haploides (n) con un solo núcleo procedentes de la germinación de las esporas y que pueden ser de dos tipos: mixamebas (se mueven mediante pseudópodos) o células en enjambre flageladas (propias de los medios muy acuosos).

Ciclo de vida de un myxomycete
Ciclo de vida de los Myxomycetes.

Ambos tipos son interconvertibles, adoptando una u otra forma según el grado de humedad del medio.

Como veis estos "Myxos" son casi de otro mundo, aunque ahí no queda la cosa…

Estas células uninucleadas haploides (n) se unen  a pares formando un cigoto diploide (2n) que por divisiones mitóticas del núcleo formará un plasmodio (se unen perdiendo su pared celular y por lo tanto su individualidad) que se alimenta (de bacterias, protozoos, esporas de otros hongos, levaduras…) y mueve reptando por el sustrato y que puede incorporar otros plasmodios cuando son afines.

Lo curioso de esto es que muchos individuos independientes se unen formando un todo, perdiendo así su individualidad.

El plasmodio cuando madura da lugar a uno o varios cuerpos fructíferos o esporóforos (que es lo equivalente a una seta) dentro de los cuales se encuentran las esporas, más tarde estas maduran sufriendo una meiosis que las hace haploides(n).


Algunas especies encontradas en Candeleda :

Ceratiomyxa fruticulosa (Müll.) Macbr.


Ceratiomyxa fruticulosa, Myxomycete en gredos
Ceratiomyxa. Canon 100mm macro. Luz natural. Foto tomada in situ.
 
Plasmodiocarpo algo variable en forma y color, está formado por la unión de múltiples cuernecillos de apenas 5 mm de altura. 

Características descriptivas:

Detalle de Ceratiomyxa-fruticulosa con un ácaro
Es curioso la cantidad de vida que se desarrolla alrededor de los Myxos. En el detalle aparece un ácaro en la parte superior izquierda.

Ceratiomyxa fruticulosa detalle esporas
Se pueden ver las esporas en la zona externa de las ramificaciones. Mejor ampliar la imagen para verla adecuadamente haciendo click sobre ella

Tienen color blanquecino y son traslúcidos, casi trasparentes, creciendo unas veces erizados individualmente, y otras veces ramificados. Se adhieren al sustrato formando masas  bastante extensas.

Esporas lisas e hialinas, de forma más o menos ovoidal, que se forman directamente sobre los cuernecillos blancos, es por tanto una especie exospórea.



Hábitat:

Ceratiomyxa fruticulosa, Myxomycete en gredos
Este es el aspecto que tiene cuando lo vemos en el campo bajo troncos caídos de pino.
 
Madera en descomposición, en este caso encontrada en madera de Pino. Es una especie frecuente.


Observaciones:

Es esta la especie tipo del único género de los Myxomycetes cuyas esporas se forman de manera exospórea, sin la existencia de un peridio. Es una especie inconfundible dadas sus peculiares características, tanto microscópicas como macroscópicas.

Lycogala epidendrum (Buxb. ex L.) Fr.

Lycogala epidendrum


Características macroscópicas:

El plasmodio está formado por mútiples venillas que se entrelazan y endurecen en determinadas condiciones, formando una masa compacta de color rojo escarlata sobre la que se desarrollan los cuerpos fructíferos de la especie. 

Lycogala epidendrum detalle
Detalle de los etalios.


Este tipo de fructificaciones se denominan Etalios, de color rosa cuando son jóvenes, se vuelven luego rojizos, y finalmente de un color ocre arcilloso mate.

Se presentan en forma de esferas de desarrollo individual, a veces interconexionadas, pero no unidas entre sí. Su superficie está recubierta en su totalidad por unas pequeñas protuberancias, que acaban por formar una especie de costra a su alrededor.

Lycogala epidendrum


Hábitat:

Es una especie muy frecuente sobre madera en descomposición de coníferas. Puede verse desde la primavera hasta bien entrado el otoño.

Observaciones:

Especie perteneciente al orden Liceales, un orden muy variable, que tiene como característica común la no presencia de carbonato cálcico, y la creación de faneroplasmodios.

Leocarpus fragilis (Dicks.) Rostaf.


Leocarpus fragilis
Es un "Myxo", no huevos de algún insecto.


Características macroscópicas:

Esporóforo que de manera individual es muy pequeño, apenas un par de milímetros de diámetro por otro tanto de altura, pero que forma asociaciones de múltiples individuos de tamaño y número variable.

Suele tener forma de pera o más netamente ovoidal, y su color varía mucho en función del grado de humedad ambiental y la etapa de desarrollo en que se encuentre. Al principio es de color amarillo vivo, después se vuelve rojo anaranjado, finalmente pardo rojizo, y en situaciones de sequía totalmente pardo. Su superficie es lisa y brillante salvo en la última etapa descrita. 

Pie a veces inexistente pero cuando aparece es blanquecino o translúcido, además de muy corto, apenas de 1 mm o poco más.

Leocarpus fragilis
Se puede apreciar el pequeño pie de estas formaciones.


Hábitat:

Este Myxomycete está muy extendido, es abundante y frecuente. Puede aparecer prácticamente en cualquier época del año, aunque es más frecuente en otoño. Fructifica sobre restos herbáceos diversos, acículas, madera, excrementos o sobre los tallos de las plantas.

Observaciones:

Es una de las especies de Myxomycetes más conocida, perteneciente al orden Physarales, caracterizado por tener faneroplasmodios, poseer carbonato cálcico en su composición y por el pigmento que tienen sus esporas. Es habitualmente confundida con la Fuligo septica, de color amarillo, pero que no tiene esporóforos individuales apreciable con la vista, sino una especie de masa mucilaginosa.



Bibliografía utilizada:





miércoles, 24 de octubre de 2012

Solo para abrir boca, la rana patilarga y unos amigos.


De momento solo voy a subir estas fotos que he seleccionado a modo de ejemplo..


Rana patilarga en Gredos
Rana patilarga (Rana iberica) Canon 100mm macro. 1/20 - f4. ISO 160. Trípode.
 La primera pertenece a una rana patilarga, un endemismo ibérico encontrado en las gargantas de Candeleda.

No me he quedado del todo a gusto y eso que la rana posó como una profesional. Andaba con el trípode metido en el agua fría y los pantalones remangados y mientras ella tranquila.

Tengo que buscar este fin de semana más ejemplares de rana patilarga, pues he visto cierta variabilidad en cuanto a color y prefiero documentarlo todo bien antes de hacer un artículo al respecto

Podría poner fotos prácticamente todos los fines de semana, pero no tengo suficiente tiempo (y me fastidia bastante).

El proceso de selección de imágenes, algún retoque, volver a seleccionarlas, buscar que la información que muestras sea veraz y redactar el artículo es un proceso de días y no siempre ando con el ánimo suficiente.

Siempre tengo en la cabeza artículos pendientes, que andan ahí... en la nube de mi cabeza...

Pendiente tengo el de la foto del invierno del año pasado, en el que encontré una cigüeña que atragantada con los anzuelos y el sedal de un mal pescador, se dejó ir poco a poco hasta que al final se apagó.

Fue un proceso de muerte muy impactante, justo cuando agotada perdió el equilibro que mantenía sobre una pata y se hundió en el agua, comenzaron a caer unos ligeros copos de nieve que al poco se derritieron casi coincidiendo con el cese de la vida del ejemplar.

Sinceramente no pude aguantar esa escena, no podía hacer nada al respecto, así me marché y regresé más tarde para no tener que ver justo el momento final, consideré que ese momento era suyo y no me pertenecía a mí contemplarlo.Esto lo tengo en la cabeza y no se me quita, no se si realizar el artículo o va a ser un poco fuerte...pero es la realidad.


Avispones en un castaño en Candeleda


De igual manera pendiente tengo realizar unas cuantas fotos más a unos avispones (Vespa crabro) que tienen el nido en un castaño seco en Candeleda.

No les hace gracia que te pongas a 30 centímetros de la entrada con la cámara y así te lo hacen saber, por lo que algunas fotos han salido desenfocadas con tanto zumbido y tanto bicho dando vueltas alrededor de mi cabeza, pero no son mala gente y este domingo espero me dejen fotografiar con tranquilidad, ya les conozco y sé como hacerlo sin molestarles a penas.

Aunque desde luego me alegro no haber estado en el lugar de la cámara, no fueron completamente amigables con el flash, aunque tampoco es que se pusieran muy histéricos, solo mordieron un poquito y le dieron unos topetazos, pero sin saña.

Pues nada, esperemos un poquito y a ver que tal se da este fin de semana.

Bye.

domingo, 30 de septiembre de 2012

El Martín pescador al final del verano.

Ahora, ya al final del verano el embalse de Rosarito mantiene poca agua, lo cual en parte es interesante pues la fauna se concentra en el poco espacio disponible.

Martín pescador descansando, Alcedo atthis, en el embalse de Rosarito,río Tiétar, sur de Gredos
Esta foto se la dedico a mi amiga Jimena que ha tenido las narices de dejar España para ir a buscar trabajo en un lugar mejor y donde espero traten a los trabajadores con respeto, y no les apaleen si manifiestan su descontento.


Llevo ya tres fines de semana discontínuos en los que voy a visitar a una pareja de Martines pescadores (y alguno que anda de paso) que todavía deben estar criando, pues no solo se comen los peces que capturan, si no que a alguno que otro le dan la vuelta en una posición que permita introducirlo por la cabeza en el pico de la cría y salen volando siempre en la misma dirección.

A veces el Martín pescador puede realizar dos puestas en una temporada si las circunstancias se lo permiten y estos deben estar en la última puesta de la temporada.

Río Tiétar al amanecer. Cola del embalse de Rosarito


Esta vez volví a bajar de noche con la bicicleta y las alforjas cargadas con las redes, ropa, comida, agua y el trípode hasta el pantano (la cámara la llevo en una mochila a la espalda), saqué los bártulos, se me pinchó una rueda y me picó una avispa que a esas horas andaba volando atontada y decidió posárseme en el cuello, comenzaba bien el día...

Río Tiétar al amanecer con Martín pescador. Cola del embalse de Rosarito
Había muy poca luz y las piedras casi solo se intuían. La imagen está realzada para poder ver al Martín vigilante sobre la piedra de la derecha.

Aunque casi no había luz, ya estaban los Martines rondando y uno se quedó vigilando mis movimientos con todo disimulo, pero tampoco es que se alarmara demasiado, mis movimientos no son bruscos ni mi ropa llamativa.

Elegí un hueco entre las piedras, monté la cámara en el trípode, la cubrí con una funda de camuflaje y el conjunto con dos redes finas de camuflaje del ejército y todo ello con una red gruesa de las que venden para la caza.

Martín pescador, Alcedo atthis, en el embalse de Rosarito,río Tiétar, sur de Gredos
Es interesante ver como le están comenzando a crecer algunas plumas en las alas.


Tenía localizado desde hacía tiempo un posadero habitual, una piedra situada en medio del trayecto que siguen río arriba río abajo, esta vez me puse de forma que el sol no produjera sombras.

Martín pescador, Alcedo atthis, en el embalse de Rosarito,río Tiétar, sur de Gredos
La luz anaranjada de la mañana de septiembre lo inundaba todo.

Estas fotos hechas al amanecer de un sábado nos sirven de introducción a un pequeño vídeo que tomé y en el que vemos como se desenvuelve el Martín pescador en la naturaleza , cuando nadie le ve excepto nosotros.





Puse un trozo de rama en la zona de caza; los martines no pueden evitar probar nuevos posaderos, por lo que al rato ya estaba el hombre subido buscado peces con la mirada.

Martín pescador con captura, Alcedo atthis, en el embalse de Rosarito,río Tiétar, sur de Gredos

Martín pescador expulsando una egagrópila

Martín pescador con egagropila, Alcedo atthis, en el embalse de Rosarito,río Tiétar, sur de Gredos
Martín pescador regurgitando una egagrópila con los restos de escamas y espinas de los peces capturados.


A parte de los posaderos habituales a veces te sorprenden con otros inesperados encima de cualquier promontorio. Y cuando no tienen uno simplemente quedan parados en el aire en vuelo cernido sobre las aguas.

PASA EL PUNTERO POR ENCIMA, PARA VER LA IMAGEN EN MOVIMIENTO.
Martín pescador en vuelo
Imagen animada del Martínenvuelo cernido. Pasa el ratón por encima para ver la animación.


Martín pescador, Alcedo atthis en Embalse de Rosarito
VUELO CERNIDO


Como podréis observar, el ave estaba mirando fíjamente a la cámara pues tuve que moverme para poder fotografiarle y entonces se fijó en mi presencia.

Esta segunda estrategia, el vuelo cernido, era utilizada por otro individuo diferente. Asumo que cada ave tiene sus propias estrategias de caza y que estas pueden ir variando según el medio y la experiencia del ave, pero esto es una suposición mía.

Martín pescador mirando al cielo, Alcedo atthis, en el embalse de Rosarito,río Tiétar, sur de Gredos
Martín (Alcedo atthis) observando a otras aves en vuelo.


Viendo de cerca el comportamiento del Martín, este no solo está atento a los peces  sino también a todo lo que vuela y a veces le puedes  ver como se queda mirando a algún ave en vuelo y ante cualquier mínima alarma retrae el plumaje, también lo retrae cuando hace amagos de lanzarse al agua y no acaba de decidirse.

Martín pescador mirando arriba, Alcedo atthis, en el embalse de Rosarito,río Tiétar, sur de Gredos
Sí, a veces es bastante exagerado mirando quien vuela por encima.

Al principio impresiona cuando tienes a este personaje tan cerca que el objetivo no permite ni enfocar  y debes permanecer quieto sin mover una pestaña (recordar que solo llevo encima un par de redes de camuflaje), se te corta hasta la respiración y solo te atreves a mirar de reojo.

Martín pescador mirando fijamente, Alcedo atthis, en el embalse de Rosarito,río Tiétar, sur de Gredos
¿  Pero eso que es...entre las piedras..?

Más tarde llegas a tomarlo como algo normal, te relajas y te permites el lujo de moverte un poco en presencia del ave, el bicho mira el bulto y luego sigue a lo suyo.

Utilizar redes me permite una mayor movilidad, instalarme en cualquier lugar por pequeño que sea y poder ver todo el entorno. Lo malo es que cuando tienes al ave cerca no puedes mover ni un músculo y en ocasiones como en el caso de una garza que me estuvo aguantando la mirada durante al menos un cuarto de hora (todavía me acuerdo de su cara, me las hizo pasar muy mal), llega a hacerse bastante pesado. Pero es lo que hay, es lo que me divierte y me llena.



Martín pescador detalle, Alcedo atthis, en el embalse de Rosarito,río Tiétar, sur de Gredos
Es una verdadera obra de arte este pequeñín.

Martín pescador secándose, Alcedo atthis, en el embalse de Rosarito,río Tiétar, sur de Gredos
Después de mojarse toca secarse, para ello se agitan y expulsan el agua.

Considero que la mejor manera de ver aves es pararse y observar, sin prisas sin molestar.

Ir  bordeando el río o pantano con los prismáticos a escasos metros de la orilla, solo te convierte en un "espantapájaros", pues todas las aves que ves son las que salen volando espantadas por tu presencia.

Yo llego de noche y regreso cuando han desaparecido las aves, cuando llegan esas horas en las que parece que todo se para, no ves aves, cesan los cantos y el mundo parece otro.

Andarríos grande descansando, Alcedo atthis, en el embalse de Rosarito,río Tiétar, sur de Gredos
Andarríos grande descansando un poco antes del mediodía. Así están durante un cuarto de hora y luego continúan a sus labores.

A lo largo de la mañana tienen una parada antes del mediodía, es un descanso que se ve muy bien en los andarríos y luego hay uno importante a eso de nuestra hora de comer entre las 2-3 de la tarde, aquí ya todo se para y las aves casi desaparecen, entonces es el momento de regresar a casa y dejar a estos animales tranquilos.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...