"Buscar la belleza, es la única protesta que merece la pena en este asqueroso mundo..."


domingo, 16 de octubre de 2011

Aves en Otoño en el Tiétar, las luces y las sombras

Las luces:

En otoño, se han marchado muchas aves y todavía no han llegado las invernantes. Nos quedan las sedentarias, podrían parecer poca cosa acostumbrados a la abundancia estival, pero es más que suficiente.

Garceta común - Canon 400 mm, 1/320, f8

Las zonas acuáticas del sur de Gredos, y específicamente en el Tiétar en un pequeño paseo encontramos Garceta común (Egretta garcetta), el abúndate Cormorán grande (Phalacrocorax carbo), Gaviota reidora (Larus ridibundus) , sombría(Larus fusus), las susceptibles Garzas reales (), Martín pescador  (Alcedo atthis), andarríos (Actitis hypoleucos) y las elegantes Cigüeñas negras.

Encontré una zona en el Tiétar en la que debido a la abundancia de formaciones rocosas a los lados de la corriente, era fácil esconderse.  Al principio pensé en una ubicación más conservadora, más alejada, pero… ¿Por qué no…? Mañana me pondré al lado del agua, pues de cualquier forma voy a ser invisible.
Así que amaneciendo y en bicicleta (nada de ruidosos coches, nada de puerta de casa a borde del río), saboreando el frescor del aire de la mañana y viendo amanecer,  avanzo hacia el rio.

Elijo un hueco entre las rocas donde pueda estar cómodamente sentado (pues voy a pasar ahí dentro varias horas), unas ramas secas me sirven de techumbre, y otras tantas por delante, lo cubro con un par mayas de camuflaje y una red más gruesa. Dentro el trípode montado con la cámara, botella de agua y algo de comer,  ya solo queda  esperar.

Lavandera cascadeña Canon 400 mm, 1/400, f10

La primera especia una Lavandera cascadeña, más tarde Andarríos chicos, Cormoranes y al poco un grupo de garcetas que llegan para alimentarse y pasar además mucho tiempo acicalándose.

Andarrios chico - Canon 400 mm, 1/500, f8

Cormoranes secando sus alas. No es especie cinegética, pero se los mata.


Es emocionante estar  tan cerca, algunas a  4 metros… si estornudo me pillan.

Garceta común pescando un percasol

El pobre percasol ni se ha enterado

La Cigüeña negra prefiere aguas más tranquilas, orillas con vegetación en este caso.

La Cigüeña negra (más adelante pondré otro artículo) permite cierto acercamiento, algo se puede mover dentro de su zona de visión que no se molesta excesivamente y si algo la molesta se retira lentamente y con elegancia.

Garza real, realmente mosqueada - Canon 400 mm, 1/250, f10.

Sin embargo la Garza real, no tolera que te acerques mucho y pronto se marcha con gran espanto.

El hide que me construyo es muy ligero  y en cualquier lugar me ubico, lo malo es que las redes dejan adivinar algo el interior y un pequeño movimiento puede ser detectado con relativa facilidad. Esto me pasó con una garza, que algo vio y estuvo inmóvil, mirando fijamente hacia mi posición por unos 15minutos, minutos de inmovilidad de ambos frente a frente, a ver quien aguantaba más.

Ni que decir tiene que ganó ella...

Estando en el hide, siendo casi invisible, te permite ver el mundo formando parte del paisaje. Y a veces te llevas grandes alegrías, como es poder observar a un grupo de perdices bebiendo las aguas del tietar en este otoño tan caluroso y peculiar que estamos viviendo.



Las sombras:

Estas aves y más, pueden observarse fácilmente los días de diario e incluso sábados, pero los domingos desaparecen.

Este día en especial el río es invadido por otro tipo de fauna que baja de automóviles que dejan lo más cerca posible de la orilla, para así tener que andar poco.


Una invasión de unas horas y después el paisaje ha cambiado; todo está lleno de desperdicios, restos de sedal, aparejos rotos, cajas de plástico de cebos y todo acompañado con cajas de tabaco vacías, cigarrillos apagados y muchas, muchísimas latas de cerveza, cuando no ya directamente botellas de bebidas espirituosas.



Ocurre también un fenómeno curioso, que consiste en que hay gente que en el cerebro les aparece un destello, un rastro de civismo y deciden introducir todos sus desechos en bolsas de basura perfectamente cerradas... ahí queda todo, casi un comportamiento automático, la costumbre o alguna campaña de concienciación cuando eran niños debió dejar su huella impresa en su incosciente, pero ahí queda todo.


Estas bolsas son depositadas en cualquier hueco, o al lado de algún árbol que automáticamente es interpretado por el resto de individuos como basurero y allí que se depositan las basuras. ¿De verdad que alguien puede ni siquiera imaginar que va a pasar el camión de la basura por medio del Tiétar para recoger esos restos?

O es que simplemente, a nadie le importa.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...