"Buscar la belleza, es la única protesta que merece la pena en este asqueroso mundo..."


domingo, 11 de diciembre de 2011

Grullas en el Rosarito, atardeceres rojos, mañanas de niebla.

Nombre científico: Grus grus (Linnaeus 1758)

Castellano: Grulla común
Catalán: Grua
Euskera: Kurrilo arrunt
Inglés: Common Crane
Francés: Grue cendrée

La Grulla es un ave espectacular, llamativa por su tamaño, su desplazamiento en grandes bandadas, su estridente sonido a modo de trompeteo y sus idas y venidas a los dormideros siempre al amanecer o anochecer.

Grulla en vuelo
Grulla en vuelo algo antes de atardecer. Canon 400 mm.
Tienen diferentes tipos de llamadas, las de vuelo y localización (un  trompeteo agudo, una especie de “estoy aquí…”), el piado agudo de los jóvenes y las llamadas de alarma. En el caso de ver a una persona cerca el sonido es más gutural y apagado, simula un “guru.. guru..”

Grullas en vuelo de día
Parte de un grupo de grullas cuando todavía está el sol en el horizonte.
Vienen en oleadas hasta que casi no hay luz y es de noche.
En invierno (noviembre a febrero) las podemos ver llegar desde las zonas de cría en el norte de Europa (Escandinavia, norte de Alemania o Dinamarca).  Se van de esas zonas no debido al frío, que es tolerado por las aves en general bastante bien,  sino debido a la falta de disponibilidad de alimento al cubrir la nieve la tierra.

La población invernante en el Rosarito es algo mayor de 5000 ejemplares, un poco más o menos según los años, lo que hace que sea el tercer dormidero en importancia numérica en España.

Adultos Garza con cría
Adultos con cría en una fica cercana a Candeleda.
Vienen aquí con las crías de este año, por lo que es común ver  a grupos de tres, cuatro o cinco individuos solos, compuestos por dos adultos y el resto crías.  Se alimentan en las dehesas, en los sembrados y comen  bellotas, bulbos, semillas, brotes e invertebrados.

Grullas atardecer en el Rosarito
Grupo a punto de tomar tierra en el embalse de Rosarito.
Al anochecer se agrupan y buscan protegerse de depredadores como zorros y jabalíes. Su refugio ideal son las islas en zonas acuáticas. De no haberlas, duermen en el agua,  pues así están menos expuestas que en campo abierto.

En ocasiones pueden ser perjudiciales para los dueños de fincas, que crían cerdo ibérico, pues se comen las bellotas que sirven de alimento al cerdo, con lógicas pérdidas económicas.

Si se quiere proteger de verdad a estos animales, se debería indemnizar a los afectados o bien darles subvenciones para que dejen zonas cultivadas para ser aprovechadas por las Grullas

Me ha resultado curioso conocer a varias personas que me han comentado que estas aves tienen “espinas” como el pescado. Pues bien, una explicación a esto es la que me ha dado Antonio Ojea ( http://www.ojeailustraciones.es/ ); resulta  que los tendones de estas aves están bastante esclerotizados, son duros y en la carne de individuos muertos tienen la apariencia de las “espinas del pescado”.

Grullas al atardecer en el Rosarito

Si queremos ver estas aves al anochecer en el embalse de Rosarito, una buena zona es el observatorio de aves en el cerro de las Tejoneras situado en la margen derecha del embalse, en Candeleda.  Cuenta con troneras a diferentes alturas y bancos para sentarse con comodidad.

Grullas al atardecer en el Rosarito

Cigüeñas y Grullas
Mientras las Cigüeñas descansan en los pinos, las Grullas lo hacen al borde del agua.

Yo por mi parte soy más de ir a buscar la aventura,  la emoción del acercamiento sin molestar, el volverte invisible mimetizándote con el terreno.

Así que en un día de niebla antes de amanecer cogí la bicicleta con los aparejos (trípode, redes de camuflaje, cámara y objetivos, agua y algo de comida ) y marché en dirección a un sembrado cercano al Tietar, entré y planté el trípode con la cámara y encima un par de redes con algo de vegetación seca.

Zona del hide
Antes de montar el "hide" hay que elegir la zona adecuada, y esta al lado del sembrado era la adecuada.
En realidad había menos luz de la que aparece en la imagen

Y así, con los pies mojados, cubierto de barro y con una buena dosis de frío encima esperé la llegada de las Grullas, aunque no tenía muy claro que fueran a venir justo donde yo estaba. Lo bueno es que a la hora llegaron unos diez individuos y poco a poco, los que estaban en el suelo fueron  llamando a los que pasaban por encima y estos descendían a su lado.

Grullas en la niebla
Las grullas posadas llaman a las que vuelan por encima.

Grulla con cría
Adulto con su cría al lado.

Grullas en la niebla

De 8:15 a 13:30, hora a la que se alejaron y pude salir a estirar las piernas, duro pero satisfactorio.

Todavía hay tiempo de ver a estas aves, tenéis todo el invierno pero este pasa pronto.


Muy buenos  monográficos de la SEO sobre las grullas en España:

http://www.seo.org/media/docs/AvesyNat_Grullas.pdf

http://www.seo.org/media/fotos/21_grullas.pdf

European Crane working group

http://www.grus-grus.eu/

Censos de grullas

http://www.ecwg.org/Areas/Spain.htm

3 comentarios:

  1. Espectacular el reportaje. Enhorabuena!!

    ResponderEliminar
  2. Encantado conocerte en el campo esta mañana, Carlos, y ver tu blog ahora. Lo tuyo tiene muuuucho mérito, sacando todas estas bonitas fotos, yendo por el campo en bici y llevando todo el equipo a cuestas. Así es un ecologista de verdad, sí señor.

    Un abrazo

    Dave y Sammy Langlois

    ResponderEliminar
  3. Me gustó mucho encontrarme contigo en este lugar, tan tempranito.

    Volveremos a vernos:

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...