"Buscar la belleza, es la única protesta que merece la pena en este asqueroso mundo..."


lunes, 19 de diciembre de 2011

Mañanas de hielo, ángeles en el aire.

Amanece en la llanura de inundación del Tietar y comienza a oirse a lo lejos el trompeteo de las Grullas que se despiertan después de una fría noche de descanso.

Las manos heladas, el aliento humeante, todavía escasa luz y sobre mí, a pocos metros comienzan a pasar en bandos las Grullas.

Canon 400mm, 1/15 de segundo. Las escopetas se sienten cercanas.

Estas aves han recorrido unos 3000 kilómetros para visitarnos y mientras pasan, el mágico momento es roto por el estruendo de las cercanas escopetas, que no sé si disparan a estas aves o si realmente saben a lo que disparan.

Con cada tiro, con cada estruendo que rebota en todas partes, me pregunto si meremos que nos visiten, cuando son recibidas de esta manera, aunque por que exista gente que no lo aprecie, no tenemos porque pagarlo los demás.

Enlace al vídeo del programa BIODIARIO sobre las grullas en Extremadura:

Haz click para ir a ver el vídeo sobre las grullas

domingo, 11 de diciembre de 2011

Grullas en el Rosarito, atardeceres rojos, mañanas de niebla.

Nombre científico: Grus grus (Linnaeus 1758)

Castellano: Grulla común
Catalán: Grua
Euskera: Kurrilo arrunt
Inglés: Common Crane
Francés: Grue cendrée

La Grulla es un ave espectacular, llamativa por su tamaño, su desplazamiento en grandes bandadas, su estridente sonido a modo de trompeteo y sus idas y venidas a los dormideros siempre al amanecer o anochecer.

Grulla en vuelo
Grulla en vuelo algo antes de atardecer. Canon 400 mm.
Tienen diferentes tipos de llamadas, las de vuelo y localización (un  trompeteo agudo, una especie de “estoy aquí…”), el piado agudo de los jóvenes y las llamadas de alarma. En el caso de ver a una persona cerca el sonido es más gutural y apagado, simula un “guru.. guru..”

Grullas en vuelo de día
Parte de un grupo de grullas cuando todavía está el sol en el horizonte.
Vienen en oleadas hasta que casi no hay luz y es de noche.
En invierno (noviembre a febrero) las podemos ver llegar desde las zonas de cría en el norte de Europa (Escandinavia, norte de Alemania o Dinamarca).  Se van de esas zonas no debido al frío, que es tolerado por las aves en general bastante bien,  sino debido a la falta de disponibilidad de alimento al cubrir la nieve la tierra.

La población invernante en el Rosarito es algo mayor de 5000 ejemplares, un poco más o menos según los años, lo que hace que sea el tercer dormidero en importancia numérica en España.

Adultos Garza con cría
Adultos con cría en una fica cercana a Candeleda.
Vienen aquí con las crías de este año, por lo que es común ver  a grupos de tres, cuatro o cinco individuos solos, compuestos por dos adultos y el resto crías.  Se alimentan en las dehesas, en los sembrados y comen  bellotas, bulbos, semillas, brotes e invertebrados.

Grullas atardecer en el Rosarito
Grupo a punto de tomar tierra en el embalse de Rosarito.
Al anochecer se agrupan y buscan protegerse de depredadores como zorros y jabalíes. Su refugio ideal son las islas en zonas acuáticas. De no haberlas, duermen en el agua,  pues así están menos expuestas que en campo abierto.

En ocasiones pueden ser perjudiciales para los dueños de fincas, que crían cerdo ibérico, pues se comen las bellotas que sirven de alimento al cerdo, con lógicas pérdidas económicas.

Si se quiere proteger de verdad a estos animales, se debería indemnizar a los afectados o bien darles subvenciones para que dejen zonas cultivadas para ser aprovechadas por las Grullas

Me ha resultado curioso conocer a varias personas que me han comentado que estas aves tienen “espinas” como el pescado. Pues bien, una explicación a esto es la que me ha dado Antonio Ojea ( http://www.ojeailustraciones.es/ ); resulta  que los tendones de estas aves están bastante esclerotizados, son duros y en la carne de individuos muertos tienen la apariencia de las “espinas del pescado”.

Grullas al atardecer en el Rosarito

Si queremos ver estas aves al anochecer en el embalse de Rosarito, una buena zona es el observatorio de aves en el cerro de las Tejoneras situado en la margen derecha del embalse, en Candeleda.  Cuenta con troneras a diferentes alturas y bancos para sentarse con comodidad.

Grullas al atardecer en el Rosarito

Cigüeñas y Grullas
Mientras las Cigüeñas descansan en los pinos, las Grullas lo hacen al borde del agua.

Yo por mi parte soy más de ir a buscar la aventura,  la emoción del acercamiento sin molestar, el volverte invisible mimetizándote con el terreno.

Así que en un día de niebla antes de amanecer cogí la bicicleta con los aparejos (trípode, redes de camuflaje, cámara y objetivos, agua y algo de comida ) y marché en dirección a un sembrado cercano al Tietar, entré y planté el trípode con la cámara y encima un par de redes con algo de vegetación seca.

Zona del hide
Antes de montar el "hide" hay que elegir la zona adecuada, y esta al lado del sembrado era la adecuada.
En realidad había menos luz de la que aparece en la imagen

Y así, con los pies mojados, cubierto de barro y con una buena dosis de frío encima esperé la llegada de las Grullas, aunque no tenía muy claro que fueran a venir justo donde yo estaba. Lo bueno es que a la hora llegaron unos diez individuos y poco a poco, los que estaban en el suelo fueron  llamando a los que pasaban por encima y estos descendían a su lado.

Grullas en la niebla
Las grullas posadas llaman a las que vuelan por encima.

Grulla con cría
Adulto con su cría al lado.

Grullas en la niebla

De 8:15 a 13:30, hora a la que se alejaron y pude salir a estirar las piernas, duro pero satisfactorio.

Todavía hay tiempo de ver a estas aves, tenéis todo el invierno pero este pasa pronto.


Muy buenos  monográficos de la SEO sobre las grullas en España:

http://www.seo.org/media/docs/AvesyNat_Grullas.pdf

http://www.seo.org/media/fotos/21_grullas.pdf

European Crane working group

http://www.grus-grus.eu/

Censos de grullas

http://www.ecwg.org/Areas/Spain.htm

domingo, 4 de diciembre de 2011

Panorámica de Gredos Sur, 4 diciembre 8am.

Panorama del sur de Gredos 4 de diciembre, 8am
Panorama compuesta por 15 imágenes consecutivas. Canon 400mm a f13

Panorama del sur de Gredos, hoy domingo a las 8 de la mañana.

Haz click en la imagen para ampliar.

lunes, 21 de noviembre de 2011

La Salamanquesa común en el sur de Gredos

Nombre científico: Tarentola mauritanica (Linnaeus 1758)

Castellano: Salamanquesa común
Catalán: Dragó comú
Euskera: Dragoitxo arrunta
Gallego: Osga
Inglés: Moorish gecko
Francés: Tarente

De la 650 especies de salamanquesas (la familia Gekkonidae) cocidas a nivel mundial, cuatro se encuentran en Europa y dos de ellas en España (T. Mauritanica y Hemidactylus turcidus).

Tarentola mauritanica
Detalle de la cabeza. Se puede observar un ácaro al lado del ojo. Canon 100 mm macro.

Hay gente que tiene cierta fobia hacia esta especie, pero es completamente inofensiva, ni muerde, ni tiene veneno, es un buen aliado del ser humano pues caza insectos que puede resultarnos molestos o perjudiciales y además es un animal bastante curioso; cambia la intensidad de su color dependiendo del medio en el que se encuentre y puede dar pequeños grititos cuando es capturado.

Puede vivir hasta doce años en cautividad. En libertad su esperanza de vida es mucho más corta, de 3 o 4 años pues es una presa codiciada.

Aparece en el Real Decreto 139/2011, de 4 de febrero, para el desarrollo del istado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial y del Catálogo Español de Especies Amenazadas.

Tarentola mauritanica

Identificación:

Individuos de hasta 15cm de longitud incluyendo la cola. Su cuerpo es robusto, aplanado, y su cabeza grande y ancha, triangular y separada del cuerpo por un cuello marcado. El dorso, las patas y la cola tienen tubérculos cónicos prominentes, que le dan un aspecto espinoso. Cuando pierde su cola puede regenerarla, aunque la nueva es más lisa y carece de bultos.

Se caracteriza por tener pupilas verticales y cinco dedos ensanchados en cada extremidad con almohadillas laminadas infradigitales enteras y con una garra en el tercer y cuarto dedo.

Coloración variable, grisácea o parduzca, con manchas más oscuras irregulares y algunas longitudinales, variando según el ambiente donde se encuentre. Las partes inferiores son blanquecinas o amarillentas. Iris grisáceo. La coloración general tiende a ser muy oscura durante el día y muy clara durante la noche.

Los machos tienen una talla mayor y la cabeza más grande que las hembras.

Hábitat:

Especie propia de rocas, pedregales pero también en bosques sobre troncos de árboles, en donde puede desplazarse con facilidad por todo tipo de superficies gracias a las laminillas adhesivas de sus dedos. También pueden vivir en troncos de árboles y matorrales.

Tarentola mauritanica juniperus
También podemos encontrar Salamanquesas sobre troncos de arbol. Un Juniperus oxycedrus (enebro) en este caso.

Tarentola mauritanica juniperus
Este ejemplar debió sufrir un ataque hacía poco y había perdido la cola.

Tarentola mauritanica

Es una especie muy adaptable, por lo que podemos encontrarla presente en construcciones humanas en pueblos y ciudades, a condición de que cuente con refugios donde ocultarse.

Raramente supera altitudes superiores a 800 m, siendo más frecuente a cotas inferiores.

Alimentación:

La dieta es muy variada e incluye numerosos grupos de invertebrados.

Los grupos más importantes son coleópteros, arácnidos, himenópteros, lepidópteros y larvas de insectos, aunque también en alguna ocasión se ha encontrados en sus excrementos restos de otros reptiles (jóvenes de lagartijas, y otras salamanquesas) y frutos.

Tarentola mauritanica
La coloración varía según el medio en el que se encuentre. Sobre fondo blanco es mas claro.

Tarentola mauritanica
Sobre fondo gris del cemento, el ejemplar incrementa su tono de color.

En muros y tapias iluminados utiliza la caza al acecho de insectos atraídos por los puntos de luz. Las salamanquesas permanecen quietas detectando presas que se mueven desde 1,5-2 m y se acercan despacio desde una distancia de 5-30 cm. En las Baleares caza de manera más activa en lugar de al acecho.

Actividad:

Muestra actividad tanto diurna como nocturna. Durante el día están activas a todas horas, aunque en general solamente se las ve a primera hora. El resto del día permanecen bajo las rocas o entre las piedras. Con el crepúsculo salen de los refugios y están activas durante las primeras horas de la noche. Los últimos individuos se retiran entre las 2 y las 4 h de la madrugada.

Inverna entre las piedras de las tapias, grietas, techos de edificaciones, bajo cortezas de troncos, solas o en grupos de hasta 5 individuos.

Su período de actividad anual se extiende desde marzo a septiembre, aunque puede estar activa en otoño e invierno en las regiones más cálidas.

Distribución:

Análisis de ADN mitocondrial indican relación entre las poblaciones de la península ibérica, Italia, Menorca, Creta y Túnez, lo que sugiere expansión de su distribución de la mano del hombre. Se estima que el origen de esta especie podría estar en Túnez, aunque hacen falta más datos.

Tarentola mauritanica
Distribución de Tarentola mauritánica en la península ibérica y en la cuenca mediterránea

En la península tenemos 3 linajes distintos, el primero es común al continente Europeo y lo tenemos en la costa mediterránea y centro, el segundo es endémico y se encuentra en al centro y el tercero está en el sur y tiene relación con poblaciones de marruecos.

Esta especie también se ha expandido por el archipiélago de Madeira y en el continente americano en Montevideo (Uruguay), Asunción (Paraguay), Buenos Aires (Argentina )y California (Estados Unidos)

Reproducción

El período reproductivo tiene lugar durante la primavera, pudiendo extenderse a principios del
Verano.

Tarentola mauritanica
Podemos observar su característica pupila vertical

Realiza de 1 a 3 puestas al año, cada puesta se compone de 1-2 huevos que miden 11,8-14,7 x 9,4-10,5 mm.

Tarentola mauritanica huevos
Una puesta realizada dentro del hueco de un ladrillo en un muro

Las puestas son depositadas bajo piedras, enterradas en el suelo, dentro de tapias, bajo cortezas, tejas y troncos de árboles. En lugares favorables pueden concentrarse puestas de varias hembras.

El período de incubación depende de la temperatura y oscila entre 44 días a 32,5ºC y 65-75 días a 27,5ºC.

Tarentola mauritanica juvenil
Ejemplar joven

Los recién nacidos miden 40-58 mm de longitud total.

Estrategias antidepredatorias

Generalmente huye directamente hacia un refugio ante un depredador. A veces permanece inmóvil, lo que unido a su coloración dorsal oscura formada por manchas irregulares que disimulan su silueta corporal, le hacen potencialmente críptico a depredadores. Al ser capturado por un depredador emite un tipo de chillido que podría favorecer su escape.

Tarentola mauritanica
Detalle de las patas y la zona de la cola. Tercer y cuarto dedo con uñas.

También es capaz de soltar su cola en caso de peligro para que el predador de turno se entretenga con esta parte de su anatomía. Mas vale perder una parte del cuerpo que se puede regenerar que la vida.

Tarentola mauritanica
Buen detalle de la zona en la que ha perdido la cola recientemente. También se aprecian las almohadillas.

Depredadores

Tiene bastantes, desde reptiles como Coluber hippocrepis, Coronella girondica o Malpolon monspessulanus.

También aparece regularmente en la dieta de la lechuza común, (Tyto alba), presa ocasional de la Garcilla bueyera (Bubulcus ibis) y del cernícalo (Falco naumann)i e incluso en algún mamífero como la Gineta, (Genetta genetta)

Termorregulación

Sale a solearse a primeras horas, mostrando entonces una coloración corporal muy oscura durante las 2-3 primeras horas de insolación. Una vez obtenida la temperatura corporal adecuada, se oculta entre las piedras.

La temperatura media corporal de individuos capturados bajo piedras durante el día
es de 33,5ºC, más alta en verano y menos en primavera.

Comportamiento social

La producción de sonidos en forma de chillidos de tipos variados juega un importante papel en la comunicación entre individuos, especialmente durante la actividad nocturna. Hay un tipo de chillido defensivo que se emite al ser capturado o frente a otros individuos de su especie.

Parásitos

Se conocen tanto parásitos internos (protozoos, trematodos, cestodos, nematodos) como externos (ácaros).

El caso más llamativo, es el de los ácaros. Es habitual encontrar individuos con ácaros rojos insertados entre las escamas en patas, ojos, etc.

Se han citado los siguientes ácaros en poblaciones españolas:

Hirstiella insignis, Geckobia latastei, G. loricata (En baleares), Geckobia canariensis y G. tinerfensis (Ambos en las islas canarias)

El género Geckobia agrupa a 65 especies de ácaros ectoparásitos de geckónidos a lo largo y ancho del planeta, la mayoría partenogenéticos y con alta especificidad parásito-huesped.

Geckobia latastei parasita a Tarentola mauritanica en la Península Ibérica. Se cree que el ancestro común de los Geckobia parasitaba al ancestro común de los geckos, y que se ha expandido y diversificado junto con ellos.

Mecanismo de adhesión de sus patas

Tarentola mauritanica pata
Detalle de la pata, con varios ácaros entre las escamas.

Los geckos en general pueden trepar por cualquier superficie, esto ha sido objeto de investigación reciente y está dando sus frutos a nivel práctico, pues ya hay empresas que están desarrollando superficies adherentes muy potentes.

Las siguientes imágenes pertenecen a artículos externos:


Estructura de las laminillas y setas


Poseen unos dedos almohadillados, rayados y compuestos por filas de laminillas, estas a su vez están formadas por estructuras diminutas denominadas setas, (pelillos muy finos ensanchados en el extremo).

Las setas tienen puntas ensanchadas compuestas a su vez por aún más pequeños pelillos con forma de espátula.


Aplicaciones industriales


Así pues vemos que la estructura se va haciendo cada vez más pequeña y fina hasta serlo tanto que entra en íntimo contacto con las superficies sobre las que anda el gecko, un contacto tan cercano que hace que comiencen a aparecer fuerzas moleculares de atracción o de van der Waals debidas a interacciones electrostáticas entre iones.

http://es.wikipedia.org/wiki/Fuerzas_de_Van_der_Waals

Otra cuestión curiosa es que esta adherencia es direcccional, es decir actúa al pisar con determinado ángulo con respecto a la superficie y dejan de actuar al variar este, por lo que de esta manera puede la salamanquesa levantar su pata y volver a posarla.

Enlaces y Bibliografia:

domingo, 16 de octubre de 2011

Aves en Otoño en el Tiétar, las luces y las sombras

Las luces:

En otoño, se han marchado muchas aves y todavía no han llegado las invernantes. Nos quedan las sedentarias, podrían parecer poca cosa acostumbrados a la abundancia estival, pero es más que suficiente.

Garceta común - Canon 400 mm, 1/320, f8

Las zonas acuáticas del sur de Gredos, y específicamente en el Tiétar en un pequeño paseo encontramos Garceta común (Egretta garcetta), el abúndate Cormorán grande (Phalacrocorax carbo), Gaviota reidora (Larus ridibundus) , sombría(Larus fusus), las susceptibles Garzas reales (), Martín pescador  (Alcedo atthis), andarríos (Actitis hypoleucos) y las elegantes Cigüeñas negras.

Encontré una zona en el Tiétar en la que debido a la abundancia de formaciones rocosas a los lados de la corriente, era fácil esconderse.  Al principio pensé en una ubicación más conservadora, más alejada, pero… ¿Por qué no…? Mañana me pondré al lado del agua, pues de cualquier forma voy a ser invisible.
Así que amaneciendo y en bicicleta (nada de ruidosos coches, nada de puerta de casa a borde del río), saboreando el frescor del aire de la mañana y viendo amanecer,  avanzo hacia el rio.

Elijo un hueco entre las rocas donde pueda estar cómodamente sentado (pues voy a pasar ahí dentro varias horas), unas ramas secas me sirven de techumbre, y otras tantas por delante, lo cubro con un par mayas de camuflaje y una red más gruesa. Dentro el trípode montado con la cámara, botella de agua y algo de comer,  ya solo queda  esperar.

Lavandera cascadeña Canon 400 mm, 1/400, f10

La primera especia una Lavandera cascadeña, más tarde Andarríos chicos, Cormoranes y al poco un grupo de garcetas que llegan para alimentarse y pasar además mucho tiempo acicalándose.

Andarrios chico - Canon 400 mm, 1/500, f8

Cormoranes secando sus alas. No es especie cinegética, pero se los mata.


Es emocionante estar  tan cerca, algunas a  4 metros… si estornudo me pillan.

Garceta común pescando un percasol

El pobre percasol ni se ha enterado

La Cigüeña negra prefiere aguas más tranquilas, orillas con vegetación en este caso.

La Cigüeña negra (más adelante pondré otro artículo) permite cierto acercamiento, algo se puede mover dentro de su zona de visión que no se molesta excesivamente y si algo la molesta se retira lentamente y con elegancia.

Garza real, realmente mosqueada - Canon 400 mm, 1/250, f10.

Sin embargo la Garza real, no tolera que te acerques mucho y pronto se marcha con gran espanto.

El hide que me construyo es muy ligero  y en cualquier lugar me ubico, lo malo es que las redes dejan adivinar algo el interior y un pequeño movimiento puede ser detectado con relativa facilidad. Esto me pasó con una garza, que algo vio y estuvo inmóvil, mirando fijamente hacia mi posición por unos 15minutos, minutos de inmovilidad de ambos frente a frente, a ver quien aguantaba más.

Ni que decir tiene que ganó ella...

Estando en el hide, siendo casi invisible, te permite ver el mundo formando parte del paisaje. Y a veces te llevas grandes alegrías, como es poder observar a un grupo de perdices bebiendo las aguas del tietar en este otoño tan caluroso y peculiar que estamos viviendo.



Las sombras:

Estas aves y más, pueden observarse fácilmente los días de diario e incluso sábados, pero los domingos desaparecen.

Este día en especial el río es invadido por otro tipo de fauna que baja de automóviles que dejan lo más cerca posible de la orilla, para así tener que andar poco.


Una invasión de unas horas y después el paisaje ha cambiado; todo está lleno de desperdicios, restos de sedal, aparejos rotos, cajas de plástico de cebos y todo acompañado con cajas de tabaco vacías, cigarrillos apagados y muchas, muchísimas latas de cerveza, cuando no ya directamente botellas de bebidas espirituosas.



Ocurre también un fenómeno curioso, que consiste en que hay gente que en el cerebro les aparece un destello, un rastro de civismo y deciden introducir todos sus desechos en bolsas de basura perfectamente cerradas... ahí queda todo, casi un comportamiento automático, la costumbre o alguna campaña de concienciación cuando eran niños debió dejar su huella impresa en su incosciente, pero ahí queda todo.


Estas bolsas son depositadas en cualquier hueco, o al lado de algún árbol que automáticamente es interpretado por el resto de individuos como basurero y allí que se depositan las basuras. ¿De verdad que alguien puede ni siquiera imaginar que va a pasar el camión de la basura por medio del Tiétar para recoger esos restos?

O es que simplemente, a nadie le importa.

domingo, 31 de julio de 2011

El Martín pescador (Alcedo atthis) en el sur de Gredos.

Nombre científico: Alcedo atthis

Castellano: Martín pescador
Catalán: Blauet
Euskera: Martin arrantzale
Gallego: Picapeixe común
Inglés: Kingfisher
Francés: Martin-pêcheur d'Europe

Canon 400mm. Desde hide hecho con un par de livianas redes de camuflaje, por lo que el ave se daba cuenta de que algo raro había debajo de la red.

En zonas de aguas limpias y ricas en peces, a veces podemos apreciar algo moviéndose rápido como una flecha de color turquesa por encima del agua, mientras escuchamos un agudo “Tiiiiit- Tiiiiit…”.

Canon 400mm. f13; 1/1250 seg.  Sin hide. El reflejo en el agua es real, no ha habido modificación al respecto.

Este es el Martín pescador, un ave con un plumaje muy llamativo, pero que curiosamente es difícil de ver cuando está parado en una rama entre las sombras.
Hace tiempo que tenía ganas de hacer fotos a este personaje y a base de intentarlo, de mucho salir al campo y de echarle horas y más horas, he podido no solo hacerle fotos, sino llegar a estar a un par de metros tan solo cubierto con una escasa red de camuflaje.

Al final llega a hacerse tan normal el ser prácticamente "invisible" en estas circunstancias, que me acabo extrañando cuando dando un paseo se asustan al verme.

Canon 400mm, desde hide.

Identificación:

Esta especie es de un tamaño reducido, 15-17 cm, alas redondeadas y con una envergadura de hasta 27 cm.

Su plumaje combina varios tonos de azul en su píleo y alas, donde además encontramos algo de verde. La parte dorsal y la cola son de un turquesa metálico a verdoso muy característico.

Tiene tonos castaño-naranjas en la parte inferior. Se observa una zona blanca en la garganta y en las partes laterales del cuello.

Algunas machitas más claras en las plumas escapulares.
Sus patas son de color naranja intenso, con 4 dedos, los dos anteriores parcialmente soldados.

El macho tiene la parte inferior del pico negra, mostrando si acaso una ligera mancha anaranjada en la base. En la hembra esta mancha anaranjada es mayor y ocupa hasta dos tercios de la parte inferior del pico.
Los jóvenes son de coloración más apagada y más pequeños que los adultos y el pico es también negro, pero más corto. Las patas son negras.


Hábitat:

Los podemos encontrar en ríos y cursos de aguas claras y tranquilas. Tienen preferencia por zonas donde haya taludes donde nidificar. Habitan mayoritariamente entre los 0 y 200 metros de altitud, aunque pueden observarse en zonas de hasta 1.000 metros de altura.

Ocasionalmente, sobre todo durante los meses más fríos, pueden encontrarse también en zonas cercanas al litoral, charcas artificiales, arrozales, canales...

No solo de peces se alimentan estas aves, también de invertebrados.

Alimentación:
A parte de pequeños peces pueden alimentarse también de crustáceos (como cangrejos) y otros invertebrados como larvas de libélulas.

El método más habitual es situarse en una rama en zona elevada por encima del agua desde la que vigila a sus presas, aunque también puede cazar desde una piedra a escasa altura o permaneciendo parado en el aire como los Cernícalos.

En muchas ocasiones la espera se produce desde un promontório tan escaso como una piedra.

Comportamiento:

Son de hábitos solitarios. Crían en pequeños túneles que ellos mismos excavan en taludes de arena cercanos a los ríos y que pueden tener hasta 1 metro de profundidad hasta llegar a la cámara de nidificación.

La entrada del túnel es más alta que ancha y es habitual que tenga excrementos en la entrada (el del abejaruco es más ancho que alto)
Suelen poner entre 4 y 8 huevos (blancos, redondeados 23x13cm) que serán incubados indistintamente por ambos progenitores. Cada año pueden realizar entre 1 y 2 puestas.

Canon 400mm. f11; 1/650 seg.

Su vuelo es rápido gracias a batidos de alas ininterrumpidos, aunque los va alternando con cortos planeos. Se calcula (Eastman, 1969) que puede alcanzar algo más de 72 Km. por hora.


Voz: He podido observar varios tipos, el primero consiste en breves pitidos repetidos con distinta frecuencia, en forma de tiiiit, uno lo producen en vuelo, generalmente cuando están excitados y otro es ya un canto en toda regla, formado por silbidos y gorgeos pero muy suave.

Distribución:
Esta especie tiene una amplia zona de distribución: desde Europa y el norte de África hasta el sudeste asiático.

En España cría en muchas zonas de altitudes bajas cercanas a ríos y su presencia está íntimamente ligada a la existencia de cursos fluviales con aguas permanentes y en buen estado de conservación.

Es mayoritariamente sedentario, sin embargo algunos individuos realizan importantes desplazamientos postgenerativos, procedentes incluso de Europa central.

Amenazas:

Se trata de una especie con una población estable. El Libro rojo de las aves de España lo cataloga como Casi Amenazado, debido a los principios de regresión que está sufriendo a causa de la reducción de áreas adecuadas (reducción del sistema fluvial, pérdida de bosques de ribera, contaminación, ...) y a la competencia interespecífica.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...