"Buscar la belleza, es la única protesta que merece la pena en este asqueroso mundo..."


martes, 25 de mayo de 2010

Fiesta de los Caballeros de chilla 2010.

Cartel de la fiesta de los caballeros de Chilla 2010

Todos los años, último domingo de mayo, se celebra en Chilla la fiesta  de la “Cofradía de los Caballeros de Nuestra Señora de Chilla”.

Las siguientes fotos corresponden a la fiesta del año 2009:

Virgen antes de salir del recinto, mayo 2009.

En este día se subastan los “banzos” entre los componentes de la Cofradía y comienza sobre las 12 horas con una misa.

Misa en el exterioe, en la piedra de las apariciones, mayo 2009.

Detalle de la virgen de Chilla en la misa, mayo 2009.

Esta subasta  consiste en una puja por ostentar el privilegio de poder portar y trasladar a hombros a la Virgen dentro del templo y el dinero obtenido es invertido en el cuidado de la imagen y del Santuario.

Según tengo entendido, el pago de este privilegio, suele estar asociado a alguna promesa hecha a la Virgen, siendo los puestos delanteros, más caros que los situados detrás de la imagen.

Reparto gratuito de sangría fresquita, mayo 2009.

Una vez acabada la subasta se reparte sangría entre los asistentes, esta sangría suele estar muy bien preparada y por lo que yo recuerdo es algo fuerte y bien dulce. También dan patatas fritas y frutos secos para acompañar.

Reparto de patatas, mayo 2009.

En estos momentos podemos disfrutar de la música y los cantes tradicionales del pueblo por parte gente de la zona y del grupo folklórico los Jherrizos ( Album de fotos de los Jherrizos en Picasa).

Ronda de música de gente del pueblo y del grupo los Jherrizos, mayo 2009.

Merece la pena sentarse tranquilamente con tu sangría a escuchar estos cantes, y es ahí cuando se siente con toda la fuerza la tradición de la zona y aprecias la música y todo el sentido de las letras.


Espero veros a todos por allí.

domingo, 9 de mayo de 2010

Aves en Candeleda; el Cárabo.

El Cárabo (Strix aluco)

 

Cárabo adulto
ISO:1600 ,v:1/8, f:5,6, 400mm

Llevaba unos días en los que al comenzar a ocultarse el sol, en el huerto de naranjos que da al oeste que hay tras la casa, escuchaba a unos mirlos que se ponían histéricos y se pasaban todo el rato alarmados hasta que anochecía, llegaba a ser realmente irritante.

Ya mosqueado con tanto jaleo, decidí averiguar el motivo de tanto escándalo, pues realmente no había visto nada fuera de lo común en días anteriores.
Así que decidí esperar en el balcón a que se ocultara el sol.

Cuando ya se había ocultado tras los montes que miran a Madrigal, volvieron los gritos de alarma de los mirlos y fue cuando vi a una familia de Cárabos al completo.

Esta familia constaba de dos adultos y tres pollos ya creciditos y con capacidad de vuelo. Juntos se dedicaban a revolotear buscando comida entre el huerto de naranjos y un jardín de una casa adyacente. Su vuelo es completamente silencioso mientras que constantemente, producen una ligera llamada para dar cuenta de su posición a los demás.

Cárabos jóvenes
Tele-flash, ISO:1600 ,v:1/100, f:5,6, 400mm

Aprovechaban la valla que separa estos dos lugares como posadero y yo aprovechaba este momento para sacarles una fotos.

En estos momentos en los que se oculta el sol, la luz disminuye rápidamente, por lo que pasé de hacer fotos sin flash y con la sensibilidad a tope, a ir bajando poco a poco la velocidad hasta que todas las fotos me salían movidas (incluso con trípode).

Al día siguiente se volvió a repetir la misma escena, jaleo de mirlos y otra vez la familia en pleno. Esta vez me decidí a disparar un flash externo manual bastante antiguo pero con un número de guía alto.

Cárabo joven
Tele-flash, ISO:1600 ,v:1/100, f:8, 400mm

Como una de mis prioridades es intentar no molestar nunca a ningún animal, la primera foto la realicé con mucho miedo de que se espantasen, aunque estaban a unos 20 metros de distancia.

Cárabo joven de caza sobre higuera
Tele-flash, ISO:1600 ,v:1/160, f:10, 400mm

Por suerte no se molestaron y simplemente miraban hacia al balcón en el que de vez en cuando salía un fogonazo (tampoco sin pasarse).

Cárabo adulto con luz natural
ISO:1600 ,v:1/13, f:5,6, 400mm

Es un ave rapaz de tamaño medio del orden de las estrigiformes.
Apariencia rechoncha, de 37-40 cm  de altura. Su ancha y redondeada cabeza carece de penachos o copetes en las orejas.
Sus ojos son de un sólo color, el cual puede ser negro o café oscuro, mientras que el disco facial que los rodea  es de color gris pardusco.

El plumaje de su parte ventral es pálido con rayas oscuras, mientras que el de su parte dorsal puede ser marrón o gris
Esta especie presenta además dimorfismo sexual, ya que la hembra es más grande que el macho, un 5% más ancha y un 25% más pesada.

Esta especie defiende enérgicamente a su nido y sus polluelos.
Puede agredir a perros, gatos y humanos, a veces sin provocación. Quizá la víctima más conocida del feroz ataque del cárabo común sea el renombrado fotógrafo de aves Eric Hosking, quien perdió un ojo cuando fue atacado por un ejemplar mientras intentaba tomar una fotografía cerca de su nido.

Esta especie se alimenta de una amplia variedad de presas, principalmente roedores aunque también de otros mamíferos de pequeño tamaño, así como aves e insectos, particularmente lombrices y escarabajos. En áreas urbanas, las aves componen una mayor proporción de su dieta.

Tengo ganas de ver como han crecido los tres hermanitos cárabos cuando vuelva a mediados de mayo.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...